viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Albamar: el altavoz de la ría

 

Comparte esta historia en:

 
 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

Las viñas más jóvenes del proyecto  ---muchas plantadas por el padre de Xurxo---  promedian las cuatro décadas, aunque hay también cepas que superan el siglo. La viña vieja es la inspiración de este proyecto que cuenta con vinos que ensamblan o enaltecen parcelas concretas, que prescinden o utilizan la madera, y que siempre apuestan por las variedades de uva autóctonas de Rías Baixas.

Si Albamar Albariño tiene un perfil muy definido, la bodega apuesta por variedades tintas en Albamar O Esteiro, que cumple a rajatabla con la nueva tendencia de tener bajo alcohol. Ligero y fresco como buen vino atlántico, este Albamar es un tinto de la DO Rias Baixas que apetece para estos tiempos en que el cambio climático también influye en el plato.

Ensamblaje casi a partes iguales de espadeiro, mencía y caíño tinto, es, no obstante, esta última variedad la que se expresa con mayor contundencia en su pase por nariz y boca. El vino es pálido, pero tiene buena fruta con recuerdos a grosella y también a café tostado, enebro, cedro y hierbas de monte bajo. De inicio hay aún una sensacion de algo de tanicidad, pero luego es la acidez tensa y marcada la que guía el sendero de esta etiqueta de un bodega pequeña que trata de hacer cosas grandes.

Mil Caminos Imports distribuye los vinos de Bodegas Albamar en Puerto Rico.

 

2 de febrero de 2024. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos 

 

Cuando vas del Centro de Cambados a la Torre de San Sadurnino pasas por una de las viñas de Albamar. Es pequeñita, como la dimensión del minifundio que delinea el paisaje del Valle del Salnés en las Rías Baixas, pero cuando acercas la copa para descubrir del Albamar Albariño sus aromas, la memoria olfativa trasvasa exactamente a ese territorio del estuario donde la tierra se enlaza con el mar y el perfume del vino replica penetrante ese salitre, las algas, la marea baja, el olor del marisco en la ría de una manera digana a la copa, retratando con precisión un terroir que está más que en la tierra, en el mar..

Es un blanco de albariño que en su añada 2022 se expresa contundente con enorme personalidad, expresiva sin aspavientos de la grandeza de la variedad y la complejidad del vino que pueden alcanzar los de Rías Baixas, que van revelando más y más matices en cada nuevo sorbo. Pólvora, recuerdos cítricos, minerales a a piedra granítica, tonos mentolados e incluso un hilo de toffee, aunque el vino no tenga contacto con la madera. La boca es plena y el vino untuoso y redondo (cinco meses de crianza en lías finas tras su fermentación), nada denso, fresco, con una acidez amable que hace que el contenido de la botella desaparezca en un abrir y cerrar de ojos.

La proximidad al mar es el denominador común de este proyecto de Xurxo Alba, uno de los más reconocidos de la hornada de jóvenes productores de la denominación gallega, quien, como otros, se ha hecho cargo de las viñas de familia para darles un nuevo aire y una elaboración comercial a lo que antaño fue apenas una producción para consumo más bien doméstico.

Pocas hectáreas que obligan a hacer muy buenos vinos, algo a lo que se ha venido dedicando el productor desde que completó sus estudios de viticultura y regresó a la patria del albariño para con una filosofía de poca intervención en viña y bodega, elaborar un repertorio de tintos, blancos y hasta blanc de noirs en los que se emplean levaduras autóctonas, hay fermentaciones espontáneas y se prescinde de filtrados, claificados y, en la medida de lo posible, también del uso de sulfuroso.

 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos:Viajes & Vinos (C)