viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Bodegas As Laxas: familia de albariño

 

Pero esa incorporación de espumosos al reglamento de la denominación de origen no significó que As Laxas diera por zanjados sus ensayos con las burbujas de albariño, sino más bien todo lo contrario, ya que ha seguido experimentando con aspectos como la selección de levadura o el aporte del roble durante la dormición en rima de las botellas, pero asegurándose de que cualquiera sea el resultado, mantenga la tipicidad de la variedad albariño, algo que es un signo de identidad de los espumosos de la denominación de origen. “Un reto es que el consumidor entienda que se puede ser un vino espumoso sin ser cava o champán”, aclara Rubén Simón Ferro, segunda generación y director de exportación de la bodega, que con los suyos persigue vinos que resalten la fruta, la frescura, la aromaticidad y la estructura, que confiere a este espumoso una enorme aptitud gastronómica. 

Para potenciar esa elaboración burbujeante, la bodega ha hecho una importante inversión para adecuar la operación de la sala de espumosos a producciones de mayor volumen. La producción de espumosos de Rías Baixas se ha mantenido bastante estable, respondiendo a la disponibilidad de uva.

Aunque los espumosos de Rías Baixas no especifican añada, el Sensum Laxas 2018 pasó 24 meses en rima antes de su degüelle en 2020. Es un espumoso muy goloso que no pierde tipicidad en nariz y en el que también aparecen algunas notas cítricas y a bollería en la retaguardia. Con buen volumen en boca, en éste termina con tonos salinos y gran frescura. Además de esta etiqueta la bodega elabora otro espumoso, el Sensum Laxas Selección Familiar. 

Si las burbujas abren el apetito por los vinos de As Laxas, éste se sostiene con una oferta líquida que pasa por el emblema de la casa, el Laxas, Bágoa do Miño, un vino que se elabora a partir de mosto lágrima, y un trío de Viñas Singulares que se vende como conjunto y hace acopio de las expresiones de tres parcelas en tres ubicaciones y con tres elaboraciones diversas.  

De la parcela O Pucha sale la materia prima para Bágoa do Miño, un vino que se elabora con el mosto yema y que en su añada 2021 revela su untuosidad desde la nariz. Aparecen ahí puntos balsámicos, anisados, mentolados, a fruta blanca y de hueso, incluso un punto de comino en un albariño con buen volumen en boca, sutileza y acidez amable.

La parcela O Pucha es la finca más emblemática y una de las más antiguas de la bodega, plantada en terrazas sobre un suelo de fondo granítico, que es arenoso, poco profundo, ácido y muy seco en verano, donde las cepas maduran de forma temprana y por ello rinde uvas con gran contenido de azúcar y baja acidez.  

De ésta y otras dos parcelas nacen tres vinos singulares incluido el Ponte Cableiros, que se somete a larga maceración pre-fermentativa, y el Viña Tixosa, procedente de la finca más elevada de As Laxas, en la que los suelos son más profundos y de ellos nace un vino que se vinifica en acero inoxidable y se cría en viejos toneles de roble francés. 

Hoy la bodega tiene entre 50 y 60 hectáreas de viña propia y unas 15 más arrendadas. La relación con sus viticultores es estrecha y dilatada en el tiempo, con algunos relacionados que llevan tanto como cuatro décadas colaborando con el proyecto. “Ya nos conocen, sabemos cómo trabajamos”, explica Rubén, añadiendo que compran alguna viña de esos socios cuando alguno decide retirarse, otra la reconvierten, pero siempre se busca que los viticultores que trabajen sus pedazos de tierra utilizando parámetros de viticultura profesional. “Buscamos que la viña no sea una afición para el tiempo complementario, sino que su cuido pueda convertirse en un trabajo del que se pueda vivir y estamos viendo a mucha gente joven entre ese grupo de viticultores profesionales”, subraya Simón Ferro. 

As Laxas defiende la viticultura tradicional, ésa de vendimia manual en la que ya van seleccionándose las mejores uvas.

Conscientes de que la viña es tal vez el valor más sólido a futuro, As Laxas quiere cimentar su crecimiento en el viñedo y por eso está en proceso de expandirlo, añadiendo unas 17 hectáreas en la subzona de O Condado, que van aglutinándose poco a poco, pues el minifundio es el gran reto en Galicia y el gran interés que han puesto en Rías Baixas grandes grupos bodegueros de fuera de la comunidad está redibujando el tablero de ajedrez del rompecabezas de viña que ha caracterizado a esta denominación de origen. Y en ese paisaje de viña y negocio As Laxas se erige como adalid de las bodegas familiares, con el convencimiento de que su misión es crecer como empresa familiar y hacer crecer la marca Laxas en lugar de vender el proyecto a quien pueda hacer una buena oferta económica por él, teniendo la paciencia necesaria para llegar a ese puerto. 

Cual otras bodegas de la DO Rías Baixas, As Laxas tiene a su timón cotidiano a una dama del albariño, Ana Rosa Alvarez, quien tiene a su cargo el día a día, a la par que la bodega busca seguir apoyando con formación en su quehacer enológico. 

Algo de lo que se enorgullece As Laxas es de haber hecho una selección de levadura propia para sus elaboraciones. “Se identificaron cuatro, se hizo una preselección de la que escogimos una que ahora se utiliza para vinificar el 90% de los vinos que se elaboran en bodega”, detalla Simón Ferro sobre algo que hace únicos a los vinos de Bodegas As Laxas.

El cambio climático está haciendo notar su huella en aspectos como la concentración de lluvias en períodos más cortos, subida de las temperaturas medias, graduaciones alcohólicas más elevadas, vendimias adelantadas, una bajada de la acidez y otros elementos que han obligado a hacer algunos cambios a nivel de bodega como, por ejemplo, el proceso de estabilización con frío. 

Buscando la frescura, la altitud es un buen antídoto, así que la bodega está trabajando una plantación a 700 metros de altitud, probablemente la más alta de toda Rías Baixas, conducida en espaldera. Curiosamente, si en esta plantación apuestan por una conducción en espaldera, en otras la han descartado, como ha sido el caso de en la viña O Pucha, que pasó de espaldera a parral al ver que el mantenimiento en parral requería menor esfuerzo en cepas de albariño que tienden a ser muy vigorosas. 

As Laxas no solo vive de albariño, sino que también tiene plantadas otras variedades autóctonas como la treixadura, la loureiro y la caíño blanco que emplean en vinos de ensamblaje. “Por su aromaticidad elaboramos primero el loureiro y luego vamos añadiendo el resto para ver cómo van sazonando el vino”, explica el bodeguero. 

Además de en Rías Baixas, As Laxas ha hecho una apuesta por la mencía gallega en la DO Ribeira Sacra, donde elabora una etiqueta, Val do Sosego, en la subzona de Amandi. Una referencia que comenzó como un ingrediente para los obsequios que la empresa hacía por Navidad y que terminó en una nueva etiqueta tinta, que se sazona con algo de mouratón.  

Los vinos de As Laxas son veganos, utilizando proteína de guisante para la clarificación. En la DO Rías Baixas siguen los experimentos para explorar todo el potencial de la variedad albariño y entre ellos uno sobre vinos con albariño pasificado. 

En un escenario donde cada vez más grandes grupos de vino se hacen notar en la DO Rías Baixas, As Laxas y sus gestores siguen apostando por el concepto de bodega familiar. “Siempre habrá nicho, pero hay que adaptarse a lo que dice el mercado para ver qué tipo de empresa se quiere ser”, concluye Simón Ferro. 

B. Fernández distribuye los vinos de Bodegas As Laxas en el mercado de Puerto Rico. 

 

10 de abril de 2023. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

 

 

 

Laxas es el buque insignia de Bodegas As Laxas, un 100% albariño elaborado con uvas procedentes sólo de Condado de Tea. Es un vino joven, que apenas fermenta en depósitos de acero inoxidable y luego se forja ensamblando vinos de los distintos depósitos una vez se retiran las lías muertas de la fermentación. Antes de embotellar el vino se pasa por un filtro amicróbico para garantizar su conservación.  

En su añada 2021 el vino tiene una nariz con marcadas notas a manzana verde, resquicios minerales a humo y talco, y un deje cítrico, que se desliza en boca de manera balanceada y amable hasta concluir en un final salino. Curiosamente se trató de una añada complicada y poco promisoria que para la bodega ha resultado ser una de las mejores de su historia. Pero ésta no es la única “Laxa” de As Laxas, ya que hay también un Condado Laxas, blanco plurivarietal a partir del ensamblaje de albariño, loureiro blanco y treixadura, como era tradicional en los vinos de O Condado. 

Algo de lo que se precia Bodegas As Laxas es de ser pionera en la elaboración de espumosos en la DO Rías Baixas, un proyecto que nació de su visión de que la albariño podía potenciar nuevas molduras, para lo cual trabajó estrechamente con la Estación de Viticultura y Enología de Galicia (EVEGA) en un esfuerzo paciente y que tomó tiempo, hasta que la categoría cogió forma y fue secundada por otras bodegas de la denominación de origen, lo que dio paso a que la categoría se admitiera en el reglamento en 2012, una normativa a la que dieron forma precisamente As Laxas y EVEGA. 

Así nació Sensum Laxas, un espumoso brut de albariño elaborado por el método tradicional de segunda fermentación en botella, que nació como un proyecto para mostrar todo el potencial que tiene la albariño y su aptitud para guarda.

Cual si fueran los panes y los peces, los Simón Ferro han hecho elástica la bodega familiar multiplicando hectáreas y botellas con el aval del consumidor. De apenas una hectárea adquirida en 1975 como un complemento a la economía familiar, en pocas décadas y con una nueva denominación de origen por medio, lo que comenzó como un pequeño proyecto de familia a orillas del río Miño se ha consolidado como Bodegas As Laxas, con una familia extendida de leales consumidores esparcidos, como los versículos bíblicos, por todo el mundo. Y es que la tierra de lampreas el buen quehacer hace milagros de albariño. 

Una hectárea tenía entonces aquella pequeña finca del siglo XIX con un reguero de variedades cultivadas de forma tradicional cuando la familia la adquirió en Arbo para crear un vino que sacara partido de la pequeña bodega artesanal que tenía el proyecto. Pero no es lo mismo hacer un vino que hacer un vino de primera calidad, y como el que allí elaboraban tuvo tanto éxito y demanda, aquel proyecto complementario pronto se convirtió en el pilar del presupuesto familiar y, como tal, se vio forzado a crecer y profesionalizarse.  

Pronto comenzó a recomponerse aquel viñedo de manera más científica, concentrándolo, primero, en la albariño, aunque luego llegarían otras variedades. Después, en expandir la viña y dotar a la bodega de equipamento puntero que permitiese no sólo mejorar la producción, sino también sumergirse en la experimentación y nuevos proyectos de vino, siempre preservando la tradición con que se fundó la bodega y que la convirtió en una de las primeras inscritas en la DO Rías Baixas cuando ésta naciera en 1988.  

Así, en poco tiempo se pasó de una hectárea a cincuenta y de las ocho mil botellas anuales con que comenzó el proyecto a las más de medio millón que viajan por el mundo hoy. 

El primer vino, Laxas, tuvo su nombre vinculado al de la bodega, tomado de las lajas testigos de la topografía aluvional que, por su cercanía al río, tiene en la subzona de O Condado, donde ubica As Laxas, un complemento al suelo arenoso con fondo granítico que domina en los terrenos de la bodega. Tan prominente es esta roca que el relieve granítico que enmarca la fachada de la bodega se ha trasladado a la base de las propias botellas del vino como rúbrica de la identidad del entorno donde éste nace.

 

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos: Viajes & Vinos y Bodegas As Laxas (C)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America y WhatsApp: 787-375-9655                            
Tel. Europe: 34-628-522-004                                        SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com  www.viajesyvinos.com

SIGUENOS: