viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

 

Los oros de Bemberg

 

Texto: Rosa María González Lamas. Fotos: Suministradas

 

Dice la leyenda que Otto Eduardo Bemberg, tercera generación de los Bemberg, tuvo un sueño premonitorio sobre la quiebra de Wall Street y la Gran Depresión que le impulsó a vender todas las acciones de la empresa familiar para comprar 400 toneladas de oro a tiempo de proteger los activos de la familia y evitar su ruina durante ese negro período económico.

No era poca cosa el patrimonio familiar comenzado a erigirse dos generaciones antes, cuando su abuelo Otto Bemberg iniciara su actividad comercial en la Argentina. Nacido en Alemania, Bemberg había emigrado a mediados del siglo XIX desde ese país al Cono Sur, convirtiéndose con talante y talento en uno de los empresarios líderes del desarrollo de la industria nacional.

Casado con la hija de un terrateniente, comenzó un negocio de exportación e importación enfocado en traer productos textiles al país austral y llevar desde éste cereales a Europa. Pero de entre sus muchos proyectos quizás el más conocido es Quilmes, que los Bemberg fundaron y supieron convertir en la mayor cervecería de Argentina. Así que si guardaron el oro en lingotes, también lo convirtieron en oro líquido como el dorado color de las cervezas de Quilmes, negocio que eventualmente terminaron vendiendo.

Más de un siglo transcurrió desde que la familia fundara esa cervecería y determinara sumergirse de lleno en el mundo del vino al adquirir en 2010 la mitad del accionariado de Grupo Peñaflor, uno de los grandes emporios vitivinícolas no sólo de Argentina, sino del mundo, con una colección de marcas y bodegas entre las más reconocidas del país.

Entrados en el vino, desligados de la cerveza, al vender Quilmes volvieron a apostar por el oro, en este caso el que reluce con los valores de familia y su patrimonio, pilares sobre los que los Bemberg decidieron apostar en esa nueva etapa, para la que recorrieron Argentina de norte a sur rebuscando microterruños que radiografiaran el espíritu del legado familiar,

Así nació Bemberg Estate Wines, un proyecto que refleja lo más íntimo, genuino y grande de la familia Bemberg, y todos esos valores pioneros y visionarios que les fueron sirviendo para crear un sendero brillante como el sol en el mundo de los negocios y tan artístico como los músicos y cineastas que también han enaltecido el apellido familiar, trascendiendo generaciones y legados como una rúbrica indeleble en la historia familiar.

 

De norte a sur

Una travesía que transcurre de norte a sur, Bemberg Estate Wines busca, además de encumbrar la herencia familiar, ennoblecer también la tierra, sacando partido de la excepcional diversidad de suelos, altitudes y climas que propicia la Cordillera de los Andes. Así, de las 3,500 hectáreas que posee la familia a lo largo del país, han sacado partido a microterroirs en zonas más tradicionales de Mendoza, así como en otras más emergentes en ésa y otras provincias, trascendiendo las fronteras de lo habitual, a tono con la vocación familiar de ir siempre tras nuevos desafíos gracias a su habilidad de ver aquello sobre lo que otros no se percatan.

Para hacer hablar en copa a esos microterroirs, los Bemberg encomendaron el altavoz a Daniel Pi, reconocido enólogo argentino que ya había tenido a su cargo vinos del Grupo Peñaflor, y ahora trabaja con dedicación exclusiva a Bemberg Estate Wines.

Pi ha trabajado con prácticas tradicionales e innovadoras y ha desarrollado un vasto conocimiento de los diversos terroirs con los que cuenta la familia a lo largo de Argentina, logrando un amplio entendimiento de las particularidades de cada zona, su suelo y su clima, aplicando también su pasión por el atrevimiento y la exploración, que le ha llevado a recorrer minuciosamente el paisaje vitivinícola argentino, hallando algunos lugares antes impensados para implantar vides como Chapadmalal, a escasos seis kilómetros de la costa del Atlántico, donde elaboró los primeros vinos de influencia oceánica del país.

La primera cosecha, la de 2013, se quedó como un asunto de familia para los Bemberg, quienes en 2016 comenzaron a dar forma a una estructura más formal de elaboración que en 2016 comenzó a construir una bodega, un proyecto inspirado en la unión familiar y el culto al arte, cuya edificación se extendió hasta 2019, inaugurándose posteriormente en 2022. Ésta se diseñó con la microvinificación en mente, pero también con el concepto predominantemente europeo de envejecer los vinos antes de comercializar. La estructura cuenta con equipo tecnológico puntero y un diseño ecoamigable con su entorno, que tomó en consideración el valor del paisaje como elemento insoslayable de la arquitectura, la historia y cultura locales como punta de lanza para la creación de nuevos proyectos, y la conciencia de aportar al vino una estructura inspirada en lo propio y auténtico, pero insertada en lo global.

Un sexteto de fincas son el pilar de los vinos del proyecto que dan base a etiquetas con varios denominadores en común: todos los vinos envejecen por 18 meses en roble francés nuevo en envases de diversa dimensión; todos se embotellan sin filtrar para preservar intacto el carácter tan específico que desean expresar; todos tienen largo potencial de guarda; las fincas juegan con las altitudes; y en bodega se juega con el tamaño de los recipientes de roble francés.

De la suma de todos los elementos, nació una colección super premium de vinos, única en Argentina, que refleja la diversidad de la tierra, pero también la vocación de la familiar de enlazar pasado con presente y futuro, honrando el legado de un viaje centenario y creando vinos capaces de trascender generaciones.

La mendocina Gualtallary es el corazón de los Bemberg y su epicentro de reunión familiar. Allí compraron casi 100 hectáreas en Finca El Tomillo, una viña bautizada así por la abundancia de tomillo que hay en ella y allí también decidieron edificar la estructura de su bodega. Gualtallary está destinado a adquirir renombre internacional por ser el sitio donde se crean los vinos argentinos de mayor frescura.

En la provincia de Salta, al Noroeste del país está Cafayate, y allí Finca Las Mercedes, a 1,650 metros sobre el nivel del mar. Si Cafayate se caracteriza por pobres suelos aluvionales, buena insolación a lo largo del año, clima templado con mañanas soleadas y tardes templadas que propician la maduración, la parcela 19 de esta Finca posee un microclima único fruto de la confluencia de dos ríos y suelos arenoso profundos con viñas viejas de Cabernet Sauvignon plantadas en 1958.

Un poco más abajo y fronteriza con Chile está la provincia de Catamarca y su Chañar Punco, Chañar Punco un recóndito y aislado microterroir ubicado en el sur de los valles Calchaquíes y a 1,950 metros de altitud que se caracteriza por su clima templado, árido y seco, con escasa lluvia. En esta zona, las vides están expuestas a una temperatura promedio de 19.6°C de octubre a abril y a una marcada amplitud térmica, con mañanas frescas, tardes templadas y noches frías que hacen al potencial de esta zona.

Allí, en Chañar Punco hay un paraje inaccesible, Finca Los Chañares, cuya parcela 73 ubica a 1,950 metros de altitud y tiene suelos pedregosos y alta concentración de calcáreos que entregan un Malbec con tipicidad y mineralidad únicas. Es el origen del La Linterna Chañar Punco Valles Calchaquíes, que en su añada 2015 destacó por su fruta densa y fresca, con recuerdos a cassis, blueberries, abundantes hierbas aromáticas, notas balsámicas y especiadas, así como tonos torrefactos a cacao. Siguiendo la línea de trabajo de Bemberg, el vino pasa 18 meses en roble francés, en este caso un fudre. Las viñas se plantaron en 2000.

Pero es Mendoza el epicentro de Bemberg Estate Wines, que cuenta en la provincia con varias Fincas y parcelas singulares. La principal, sin duda, Finca El Tomillo, situada en Gualtallary, un lugar destinado a ser la cuna de los mejores vinos de Argentina y reconocido por entregar los mejores Malbec a nivel mundial por ser una zona con suelos sumamente antiguos, con una capa superficial de arena y con alto contenido calcáreo, entregando vinos de extrema complejidad. Este rincón, caracterizado por ser desértico y rocoso, presenta un clima templado frío y seco. Durante el año, las precipitaciones suelen alcanzar un promedio de 320 mm.

Allí Bemberg elabora varios vinos, entre ellos un Chardonnay, con cepas plantadas en 1998, que es un blanco super interesante que se somete a crianza de 10 meses en sus lías finas. El La Linterna Finca El Tomillo Chardonnay es un vino fresco, con notas ahumadas y aromas muy poco habituales en la variedad como hojas de árbol, balsámicos, guayaba, fruta blanca como la pera y una boca fresca y salina.

Nacen de ahí también tintos, un Malbec, el La Linterna Finca El Tomillo Malbec, con recuerdos a frutas muy oscuras y notas muy balsámicas con taninos aún firmes en su añada 2015, y El Pionero, el gran vino de la casa que es un tinto de ensamblaje que combina 78% Malbec con Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon, super mineral y que destaca por su elegancia y redondez, con expresión diáfana de la diferencia entre parcelas. Con Malbecs plantados en 2004, se trata de vinos testimonio del potencial de guarda de los vinos de Bemberg, pues con ocho y siete años a cuestas, respectivamente, estos vinos están enteros y aún con largo recorrido.

Fronteriza con Gualtallary, pero más al Sur, Los Árboles se sitúa en el piedemonte de la cordillera frontal en un pequeño cono aluvional, con clima templado, frío y seco. A 1,300 metros de altitud está Finca las Piedras, cuya parcela 12, en la que solía haber una gran cantidad de rocas gigantes, es el origen de un soberbio Pinot Noir, que es toda una declaración de rotundidad, mineralidad y elegancia. Los suelos en este microterroir son franco arenosos, con diversos estratos.

Su La Linterna Finca Las Piedras Pinot Noir 2014 se elaboró con clones franceses. 15% se fermentó con racimo entero y arrastró memorias a frutos rojos, sutiles notas ahumadas, chocolate y hierbas aromáticas en un tinto super elegante, redondo y sin aristas.

En la misma Mendoza pero en La Consulta ---sitio templado, frío y con pocas lluvias al sureste de Gualtallary---, ubica Finca El Milagro, donde a 1,130 metros hay un microterroir de suelos arenosos, antiguos y profundos, con carbonato cálcico que aporta acidez. Allí surge La Linterna Finca El Milagro Malbec.

Colindante con Mendoza está la provincia de San Juan donde se sitúa el Valle de Pedernal, un lugar místico y virgen de clima templado, frío y seco, mayormente soleado donde está Finca La Yesca, un terreno rocoso, con altas temperaturas y a gran altitud, 1,400 metros, de suelos franco arenosos. De la parcela 13 nace el La Linterna Finca La Yesca Malbec.

Todos los vinos de Bemberg son terroir en botella y son un extraordinario ejemplo del altísimo nivel que los vinos argentinos son capaces de alcanzar. El proyecto ha seleccionado sólo las mejores parcelas para entregar vinos que sean la máxima expresión de cada zona.

Curiosamente, tras vender Quilmes, los Bemberg también han vuelto a apostar por la cerveza, asumiendo la distribución de los productos de Antares, un proyecto de cervezas artesanaes.

Plaza Cellars distribuye los vinos de Bemberg Estate Wines en Puerto Rico.

 

19 de enero de 2024. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

2004 - 2024 (C)

SIGUENOS: