viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

La nueva ola de burbujas de Rioja

 

 

Texto: Rosa María González Lamas. Fotos: Dinastia Vivanco (C)

 

Aunque su emblema son quizás las categorías de envejecimiento que delinean muchos de sus tintos con base de tempranillo, su realidad menos conocida es que ya antes del gran boom de vinos que estalló con la llegada de los franceses a la región en la segunda mitad del siglo XIX, en la gran Rioja ya estallaban los tapones de corcho y las finas burbujas que reverberaban en los vinos espumosos que se elaboraban de la región.

No es nueva la chispa de Rioja, que tiene chispa desde mucho antes de lo que imaginamos. No se trata de la fama o la viveza de su producción, sino de vinos con efervescencia, tan logrados que ya a mediados del siglo XIX, los espumosos de Rioja comenzaban a cosechar medallas.

Para muestra las de don Baldomero Espartero, Duque de la Victoria, quien ya para 1857 tenía un malvasía, “fino, aromático y gaseoso” que ese año recibió Medalla de Plata en la Exposición Agrícola de Madrid, lo que significaba que, en materia espumosa, Rioja se había adelantado por 15 años a lo que muchos consideran las primeras burbujas de cava creadas por Josep Raventós en 1872, aunque otros aluden a producciones anteriores por Agustí Vilaret y por Francesc Gil y Domènec Soberano, de Reus, que en 1868 presentaron un vino espumoso de segunda fermentación en botella en la Exposición Universal de París..

Porque en Rioja hablaban de la importancia de fomentar en España la fabricación de espumosos “tan raros en España, como frecuentes en Champaña, Cotrotí” y otros lugares. De ahí que en el histórico Barrio de la Estación de Haro, allá para 1890 la sociedad francesa Savignon Frères et Cie, establecida en dicho Barrio en 1857, trajera desde la champañísima Reims a Charles Delouvin, un maestro de Champagne, para elaborar vinos espumosos, un testimonio de que las burbujas riojanas tenían más chispa que lo que algunos pueden vislumbrar.

Savignon Frères sería posteriormente adquirida por Bodegas Bilbaínas (hoy parte del grupo Codorníu), que desde su sede en Haro se convertiría en el segundo elaborador más antiguo de vino espumoso en España, producido con método de segunda fermentación en botella. En 1913 en Bilbaínas nacería Lumen, una marca histórica fundada como “champán de Rioja”, y en 1921 Royal Carlton, que con su nombre homenajeaba al histórico hotel Carlton de Bilbao. 

Lo interesante es que Lumen, cuyo nombre se inspira en el hecho de que Haro fuera la segunda ciudad de España en tener luz eléctrica, también refulgiría en Champagne, desde donde algunos llegaron a Rioja en busca de burbujas allá por la Primera Guerra Mundial y la posguerra posterior, cuando el champán escaseaba en Champagne y, al igual que lo hicieran con los vinos tintos, los franceses encontraban en España la solución a sus problemas de producción, comprando en Rioja vino espumoso español que llevarían a Francia para vender como champán francés. Así que quien sabe si las burbujas que se derrochaban en The Great Gatsby eran en realidad espumosos de España.

Como ya se elaboraban burbujas con método tradicional en varias comunidades españolas, incluida La Rioja, al nacer el CRDO Cava en 1986, algunos municipios de estas regiones se incorporaron a las autorizadas en el reglamento para la producción de vinos con este tipo de elaboración.

Pero aunque ya había burbujas de cava y seguían elaborándose espumosos en Rioja, en 2015, Rafael Vivanco, Director Técnico de bodegas Vivanco, solicitó al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Calificada Rioja un proyecto de elaboración experimental con la idea de crear en su bodega vinos espumosos con método tradicional, pero con identidad inequívocamente riojana. Así fue como el Consejo Regulador empezó a valorar una nueva categoría espumosa en el reglamento de esa denominación de origen calificada, marcando una nueva era para las burbujas riojanas.

Fue entonces que la comisión técnica del Consejo Regulador encargó a un equipo encabezado Vivanco desarrollar una propuesta de normativa para la elaboración de vinos espumosos amparados por la denominación de origen. Una propuesta que utilizó a Champagne como referencia y les llevó hasta allí de viaje para zambullirse en los secretos del champán francés.

A partir de ahí, tanto en la vendimia de ese 2015 como en la de 2016, Vivanco realizó elaboraciones experimentales de espumoso de Rioja, elaborado con variedades autorizadas en la denominación y método tradicional de segunda fermentación en botella, que fueron el preludio para que en 2017 el CRDOCa Rioja aprobara con gran consenso admitir la categoría espumosa en su reglamento, como años antes ya lo había hecho la DO Rías Baixas. Esto permitió que a partir de la vendimia 2017 las bodegas riojanas pudieran elaborar, embotellar y comercializar vinos espumosos al amparo del Consejo Regulador.

La referencia de la propuesta había sido Champagne en lo que concierne al método de elaboración y la vendimia manual, pero incorporando toda la personalidad de Rioja en tanto se refiere al terruño, las variedades de uva autorizadas en la región, pero con algunos distintos matices: menores rendimientos de uva, menor contenido de azúcar residual y mayor maduración sobre lías entre tiraje y degüelle. La elaboración está autorizada para blancos y rosados y debe de realizarse íntegramente en la bodega que comercializará el vino.

De este modo, en la DOCa Rioja las categorías de dulzor son Brut Nature (inferior a 3 g/litro sin adición de azúcar), Extra Brut (inferior a 6 g/l) y Brut (inferior a 12 g/l), y los tiempos de envejecimiento pasan por un mínimo de 15 meses sobre lías en rima entre tiraje y degüelle, es decir, tres más que el champán. Los espumosos Reserva permanecerán en ese reposo durante un mínimo de 24 meses y los Gran Añada, 36 meses, ya que estos espumosos se inclinan a tener una vocación de larga guarda. Antes de salir al mercado los vinos deben someterse a un análisis analítico y a un análisis organoléptico, que deben aprobar con un mínimo de Bueno y Muy Bueno para las categorías Reserva y Gran Añada. Los Grandes Añada son obligatoriamente Millésimés.

No fueron muchas bodegas de la DOCa Rioja que en 2017 se animaron a solicitar al Consejo Regulador autorización para elaborar espumosos en esa vendimia, pero Vivanco sí lo hizo, contando además con la experiencia de dos previas vendimias experimentales.

La armadura del rompecabezas que desembocó en Vivanco Cuvée Inédita 2017 Reserva Extra Brut fue la historia que relató Vivanco en Madrid Fusión The Wine Experience, evento que sirvió de plataforma para la presentación en sociedad de este nuevo espumoso de Rioja y para abrir el apetito por toda una nueva categoría que mantiene a la DOCa Rioja de plena vigencia.

Finca La Concepción  ---una finca plantada en altura en Briones, protegida por la Sierra de Cantabria al norte y la Sierra de la Demanda al Sur, y que toma el nombre de una cercana ermita del siglo XVI---, es la “despensa” de uva para esta Cuvée. Se trata de una finca de 42 hectáreas en suave ladera a más de 500 metros de altitud que se beneficia de un clima de influencia atlántica y de la aptitud de sus suelos arcillo calcáreos para uvas blancas y blancos espumosos que propician una maduración lenta y equilibrada en azúcares, viva acidez, aromas varietales y fina mineralidad. Esta finca se ha dedicado en exclusiva a variedades blancas, entre las que se hallan todas las autorizadas en la DOCa Rioja. Curiosamente, Briones es una tierra autorizada también para elaborar vinos al amparo de la DO Cava, aunque Vivanco prefirió hacer su apuesta por la originalidad de Rioja con aspectos no permitidos por la denominación pluri-regional.

En su presentación, el bodeguero desgranó las distintas etapas y vinificaciones realizadas hasta llegar a la nueva Vivanco Cuvée Inédita, dando a probar vinificaciones varietales de las cosechas experimentales de 2015 y 2016, la primera de viura con una estancia de 65 meses en rima, la segunda de maturana blanca de 2016 y la tercera de tempranillo blanco de la misma vendimia, ambas Brut Nature y con una estancia de 53 meses en rima.

Ese saber se volcó en 2017 en lo que se convertiría en la Vivanco Cuvée Inédita, fruto de un año climatológicamente complicado con un invierno muy seco, una terrible helada primaveral, pero lluvias que precedieron a un caluroso verano que terminó con un final feliz en cuanto a la sanidad de la uva que se recogió, que maduró bien y rindió vinos con buena estructura y potencial de guarda, a pesar de haber sido la vendimia más temprana y con menor rendimiento de la historia de Rioja Alta, donde está Briones.

Apenas 3,500 botellas produjo Vivanco de este espumoso blanc de blancs de añada forjado con 45% maturana blanca, 30% tempranillo blanco, 15% viura y 10% chardonnay, que se elaboraron por separado y se clasifica como Reserva, al pasar 30 meses en rima antes de su degüelle. Un espumoso extra-brut con mínimo dosage y relleno de degüelle con vino de las mismas botellas con el fin de preservar la pureza varietal y del terroir, y que incorpora la chardonnay (variedad autorizada en Rioja) al ensamblaje del vino como un guiño al champán. Otro fue bautizarle como “Cuvée”, apelativo de las mejores porciones de este espumoso francés y también del ensamblaje de vinos.

El Vivanco Cuvée Inédita es un Millésimé, y en lo que la bodega no se hace eco del champán es en la elaboración de espumosos non-vintage que, de momento, quedan descartados para la marca Vivanco. “Sí vamos a sacar dentro de unos meses el Vivanco Cuvée Inédita Rosé Reserva Extra Brut 2018 y a futuro no próximo un Vivanco en la categoría de Gran Añada, que haré permanecer en rima bastante más de los 36 meses exigidos por la categoría”, adelantó Rafael Vivanco a DiVINIdades de Viajes & Vinos. De hecho, el Cuvée Inédita 2017 se afinó también en botellero, donde pasó unos nueve meses madurando en corcho para ganar en complejidad y elegancia.

La etiqueta de este espumoso se inspira en las etiquetas de plata del siglo XVIII que se colgaban sobre los decantadores para indicar la procedencia del vino que viajaba en barricas desde sus lugares de elaboración, y que forman parte de las etiquetas expuestas en la colección del Museo Vivanco de la Cultura del Vino.

El primero de la nueva hornada de espumosos de Rioja en salir al mercado fue Lumen, aquella marca de 1913 que Bodegas Bilbaínas comercializaba como “Champán Lumen” y “Champán de Rioja”, y esta bodega recupera en esta nueva ola de espumosos riojanos. Lumen es un blanc de noirs a partir de garnacha, que permanece 15 meses en rima. Bilbaínas también contempla incorporar su Royal Carlton a la categoría de espumosos de Rioja, para la que su larga experiencia elaborando tanto espumosos como cava, aporta a esta bodega un plus. De momento, Bodegas Bilbaínas es la única de las bodegas riojanas que elabora vinos amparados tanto por DO Cava como por la DOCa Rioja.

Otras bodegas que han lanzado espumosos amparados por la DOCa Rioja incluyen a la Cooperativa de Aldeanueva de Ebro, que bajo la marca Fincas de Azabache ha elaborado un espumoso método tradicional de tempranillo blanco de la añada 2018, así como Bodegas Urbina, que ha producido el Urbina Valle del Angel, un espumoso elaborado con viuras de unos 35 años. Se espera que pronto haya más que se suban a la nueva ola de los espumosos de Rioja, pues hay otras que ya se encuentran elaborando espumosos, aunque aún no hayan salido al mercado.

Cabe señalar que el interés por la efervescencia en Rioja no se limita a los vinos elaborados con el método de segunda fermentación en botella, ya que también los vinos elaborados con método ancestral también están acaparando atención. Este método se diferencia del de segunda fermentación en botella en que los vinos solo realizan una fermentación, que concluye en la botella, ya que el vino se embotella antes de que termine de fermentar y por ello quedan burbujas de carbónico. A los vinos elaborados por este método se les conoce como vinos pétillants o vinos de aguja.

Bodegas como Nivarius, comercializa ya Lía by Nivarius Pét-nat, un rosado de garnacha. La compañía de vinos Vintae también ejecuta un proyecto de investigación para elaborar vinos de aguja, que es financiado por el Ministerio de Ciencia de España.

 

14 de junio de 2021. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomía

Más noticias de Vinos y Bebidas

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS: