viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

20 años de Essência do Vinho

 

Comparte esta historia en:

 
 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

Le conocemos bien. Porque la ruta de Viajes & Vinos ha transcurrido por muchas etapas en paralelo a la de Essência do Vinho Porto, un testigo, como nosotros, del antes y el después del vino portugués. 

Ese después tiene que vislumbrarse a partir de qué momento del antes, porque la realidad es que en contraste con el antes es el ahora y para el después queda todo un mundo por escribir. 

Escribir una nueva historia para los vinos de Portugal fue la visión con la que hace dos décadas un grupo de profesionales del vino tuvo el buen tino de crear un gran evento de comunicación en el que las palabras se bebían a sorbos en un libro con páginas en blanco como era el Palacio de la Bolsa de Oporto. Monumento histórico que puede vivirse en primera persona y testigo de grandes momentos económicos, políticos y diplomáticos no sólo de Portugal sino de la Europa moderna, pocos lugares de esta ciudad podían ser una tarima de mayor relieve que este emblemático edificio casi a orillas del río Douro para ese gran desfile de vinos que ayudaría a poner tinta a las páginas y comenzar a redactar la transformación histórica del vino portugués.

Porque lo que ha sucedido de puertas a dentro ha sido un reflejo de lo que sucedía de puertas afuera, pero también un dínamo para que lo de afuera comenzara a verse fuera y dentro desde otra óptica, una que enaltecía el potencial vitivinícola luso como uno de clase mundial. 

Llevaba apenas unos años realizándose esta gran puesta en escena cuando nuestros caminos de cruzaron por primera vez con un magnetismo sin parangón que nos ha llevado de su mano a sumergirnos en un viaje fascinante que tiene ya casi tres lustros viendo en primera fila cómo ese espectáculo vínico convierte a Oporto en un destino ineludible de vino, que ha servido como  locomotora de negocios, enoturismo, gastronomía, pero, más que todo, de la historia moderna del vino de un país. 

Sólo hay que retroceder en la memoria para recordar cómo era Oporto entonces, una ciudad que enamoraba por su aire melancólico y hechizante decrepitud, y cómo de la mano del vino y el turismo se ha renovado de manera integral, manteniendo su esencia, pero poniéndose al día, coqueta y hermosa para revelar al mundo sus mejores secretos, como era el del vino un secreto que Essência pretendía comunicar mejor con cientos de botellas y miles de rótulos.

Sólo hay que recordar el frío que arropaba a la ciudad por entonces y contrastar con las temperaturas más que primaverales que hoy se viven con el calentamiento global, y cómo en paralelo se ha calentado la escena de los vinos portugueses en quince años, pasando del estereotipo de calidad que prácticamente se circunscribía a los vinos de Oporto y de Madeira, al Barça Velha y a algunas zonas y productores concretos, a un universo repartido por todo el país y sus islas, que hizo de desconocido a conocido y prestigioso ese inmenso cúmulo de vinos de mesa, que a través de 20 años de Essência también han ido fortaleciendo su posición como vinos de excelencia, de la mano de regiones consolidadas, pero también emergentes en el mapa de los vinos de Portugal. 

Una metamorfosis que no habría sido posible sin el saber hacer de conocidos productores, pero también de una nueva generación inquieta y arriesgada, que ha sabido unir esencia, tradición, formación y la voluntad de redactar nuevas epístolas de vino extrayendo lo mejor de las raíces y el potencial desconocido o desaprovechado de variedades y regiones. 

Entre esos nuevos protagonistas se halla António Maçanita, un inconformista y provocador, que tras sus comienzos en el vino hoy ejerce de consultor y enólogo de un conjunto de vinos elaborados en varias regiones del país, pero con similar línea de trabajo de recuperar y apreciar las variedades autóctonas y regiones del vino para sentar pauta, más que seguirla, siempre con autenticidad, apego a la historia y un compromiso al desarrollo sostenible del entorno. Una figura que precisamente Essência do Vinho y la Revista de Vinhos ayudaron a dar a conocer.

El universo autóctono de António Maçanita

 

Del Alentejo al Douro, de las Azores a Madeira, Maçanita ha sido un revulsivo para el vino portugués, con una amplísima colección de referencias, de producción limitada o muy limitada, por las que Viajes & Vinos tuvo la oportunidad de hacer un prolijo recorrido, deteniéndonos con especial interés en algunas elaboraciones a partir de variedades de uva que prácticamente trabaja en exclusiva.  

En el Alentejo  ---lugar en el que empezó su carrera profesional en la prestigiosa Herdade da Maladinha Nova---, el enólogo rescató la Heredade de Fitapreta, adquriendo casi la totalidad de un edificio que databa del siglo XIV, con el compromiso de restaurarlo y obtener en exclusiva su usufructo. La bodega funde lo viejo y lo moderno en la que se cree era la más antigua bodega en la zona de Évora, con una vocación de elaborar en el Alentejo vinos de corte muy borgoñón. Aunque nació en Lisboa, Maçanita desciende de una familia con raíces en el Alentejo y las Islas Azores.

En las Azores ha marcado un antes y un después trayendo al proscenio unos vinos de suelos volcánicos caracterizados por su mineralidad, salinidad y frescura. Así, con la Azores Wine Company que le vinculaba a la tierra donde vacacionaba en su infancia, no sólo cumplió el objetivo de rescatar la variedad Terrantez do Pico, sino que con sus socios ha sabido crear allí también un espacio de enoturismo. La Terrantez fue un primer escalón de otras que aspiran recuperar y que ya les ha hecho trabajar con la Arinto dos Açores, la Verdelho y la Saborinho, en un esfuerzo en el que también buscan recuperar un centenar de hectáreas de viña en la Isla do Pico.  

En el Douro, Maçanita colabora con su hermana y juntos desarrollan también un proyecto que busca expresar las diferencias dictadas por la geología, la altitud y el clima a través de ese gran territorio, mostrando que no hay un solo Douro sino muchos Douros. Algunas de sus propuestas proceden de parcelas clasificadas con Letra F, es decir, las menos aptas para la elaboración de vino de Oporto por ser las uvas más ligeras, de las que ambos hacen, no obstante, filigrana en cuanto a vinos tranquilos.

Como las islas están de moda, o las ha puesto él de moda, en conjunto con un socio Maçanita lleva también la Companhia dos Profetas e dos Villões, un proyecto en el archipiélago de Madeira que potencia el terroir de las islas de Madeira y Porto Santo, esta última el lugar más árido de Portugal y la isla más vieja y caliente del archipiélago madeirense con suelos arenoso-calcáreos, donde apenas hay unas 14 hectáreas de viña. 

Además de estos proyectos tiene un quinto esfuerzo, Sexy Wines, vinos divertidos, cosmopolitas y urbanos que mezclan lo nuevo y lo viejo, lo nacional e internacional.

 

Alentejo

Castelão 2020

Cultivada en varias partes de Portugal, la Castelão es una variedad que estuvo algo denostada y ahora vuelve a valorarse como uva capaz de hacer vinos excelsos. Las uvas proceden del Chão dos Eremitas, tierras adquiridas por el enólogo a las que llega agua de las montañas, lo que mantiene el suelo fresco hasta en verano. Parte de la uva para este tinto fermenta con raspón y tras su fermentación espontánea pasa 18 meses en barricas. De cuerpo ligero y aún algo tánico, destacó por sus intensos matices a grosella y notas especiadas.

 

Fita Preta Branco de Talha 2002

El Alentejo es conocido por sus vinos de talha, una tradición de elaborar en tinajas de barro que la nueva generación de elaboradores ha querido potenciar. Este blanco es un ensamblaje de Antão Vaz, Rabo de Ovelha, Arinto, Tamarez, Roupeiro y Alicante Branco (Boal), vides de casi 40 años que proceden de suelos graníticos y arcilloso calcáreos, y fermentan sin hollejo en ánforas muy viejas. Luego pasan dos meses de crianza en lías en ánfora y diez meses en acero inoxidable antes de su embotellado y comercialización. De acidez muy tensa y matices súper cítricos que recuerdan al jugo recién exprimido de limón, el vino tuvo en nariz una reminiscencia de keroseno aportando a una complejidad mineral.

 

Os Paulistas Blanco 2022

Un blanco procedente también del Chão dos Eremitas. En esa viña de suelos graníticos y calcáreos plantada en 1970 y donde antes los eremitas plantaron sus viñas, las diversidad vitícola convive en el viñedo con variedades como la Rabo de Ovelha, Alicante Branco, Trincadeira das Pratas. El vino fermentó en barrica usa y luego envejeció en madera durante 10 meses. Se trata de un vino muy redondo y equilibrado, con la madera bien integrada, y siempre expresivo de la acidez cítrica, que termina en boca con gran largura.

 

Os Paulistas Tinto 2020

Tinta Carvalha, Castelão, Moreto, Alfrocheiro y Trincadeira del Chão dos Eremitas conforman el ensamblaje de este vino en que parte de la uva no se despalilla. El vino fermenta en acero inoxidable y tiene un largo contacto con los hollejos, tras lo que envejece en barricas de roble francés de tercer uso durante 18 meses. Un tinto redondísimo y aterciopelado con recuerdos a fruta oscura y arándanos, y con una gran aptitud gastronómica.

 

Rosé Fita Preta NV Cuvée 7

Ensamblaje de Castelão, Touriga Nacional y Aragonez (Tempranillo) muy serio, muy salino, con recuerdos a mucha fruta roja y flores secas, que tuvo un pase muy untuoso en boca. El vino fermenta en depósitos de acero inoxidable y sin ningún contacto con la madera.

Azores

 

Arinto dos Açores 3 Colheitas 2021

Un vino que se une tres cosechas distintas y que fue menos aromático en nariz que los Arintos de otras zonas portuguesas, aunque tuvo dejes más tropicales y fue más goloso en boca. Un 100% Arinto dos Azores que funde la referencia Sur Lies de tres añadas, lo que confiere una textura más profunda. Los mostos fueron de segunda prensada y el vino fermentó en depósitos horizontales de acero inoxidable y barricas usadas.

 

Arinto dos Açores Indígenas 2022

Un vino que hace fermentación espontánea con racimo entero en depósitos de acero inoxidable horizontales, utilizando levaduras autóctonas ---enseña del enólogo--- y que luego envejece 10 meses sobre sus lías. En nariz transmitió fruta blanca de gran pureza y en boca una gran salinidad.

 

Arinto dos Açores Solera

Elaboración siguiendo el método jerezano que refresca el vino con añadas más jóvenes, este blanco que se construyó durante 4 años se desplazó de aromas ahumados y a fósforo a los cítricos, con una boca amplia, más cuerpo, gran salinidad y persistencia

 

Arinto dos Açores Vinha dos Aards 1er Jeirões 2020

Hace unos años habría sido impensable que un vino azoriano pudiera situarse entre los mejores de Portugal, pero este 2024 este Vinha dos Aards obtuvo el segundo lugar entre los blancos de la competencia para escoger los mejores 10 vinos del país. Este blanco pertenece a la línea Criação Velha, que nace en una parte de la Isla de Pico, en suelos volcánicos milenarios, con viñas muy cercanas al Atlántico y con variedades con cepas muy viejas (entre 60 y 120 años), entre las que se destaca la Arinto dos Açores, que en este vino representa el 90% de un ensamblaje en el que también hay Alicante Branco, Verdelho y Boal, de unos 96 años plantadas en una parcela de poco más de una hectárea. El vino fermenta en depósitos horizontales de acero inoxidable y barrica de roble francés de tercer uso, luego envejece sobre sus lías durante 19 meses para entregar un vino con gran pureza en nariz con una boca más afrutada, con recuerdos a piña y fruta de hueso, y una enorme salinidad.

 

A Proibida NV

Un tinto elaborado con mezcla de variedades de viñas viejas, que fue fresco y con notas a fruta tropical en nariz, amén de ahumados y tonos a pólvora. El vino fermentó en depósitos pequeños de acero inoxidable.

 

Sabor(z)inho 2019

 

La Saborinho (Tinta Negra) es una de las variedades tradicionales de las Azores que estaba casi extinta. Este tinto fermentó en 30% con racimo entero, con largo contacto con las pieles y luego tuvo seis meses de envejecimiento en barricas neutrales y dos años en botella. Un tinto ligerísimo de color, singular, con recuerdos a fresa, tierra, trufas, nuez y tonos salinos.

 

Da Pedra se Fez Espumante Arinto dos Açores NV

Elaborado mediante 2da fermentación en botella, este espumoso pasó 36 meses de crianza antes de su degüelle (en octubre 2022) y tuvo la acidez y frescura de la variedad conviviendo con notas de crianza y recuerdos tostados y a bollería.

Douro

 

Maçanita Folgasão 2022

Variedad de la zona fronteriza entre España y Portugal, la Folgasão es una uva autóctona de Portugal que, de acuerdo a Maçanita, viajó de la zona del Douro (donde hoy casi apenas se ve) hacia Madeira donde ganó fama como la Terrantez, bien conocida en estas islas atlánticas. Es una variedad de baya redonda y tensa, que alcanza poco grado alcohólico pero tiene una elevada acidez, aunque menor que otras, presentando la frescura aromática de una variedad muy mineral y fresca.

 

Mineralidad y frescura son precisamente las virtudes que expresaron este monovarietal de Folgasão procedente de viñas plantadas en suelos de esquisto a 480 metros de altitud en la subzona de Baixo Corgo, la más fresca del Douro. Fue un blanco muy lineal y, al igual que otros vinos de Maçanita  ---quien probablemente es el único en elaborarla en solitario en el Douro----   destacó por su mineralidad, acidez con notas cítricas, terminando fino en boca, aunque no tan envolvente, a pesar de su crianza en lías.

 

Maçanita Letra F 2022

Una viña que se plantó originalmente con variedades blancas, algunas de este color quedaron tras replantarse y, al ser un field blend, alrededor de un 10% de la mezcla de castas es blanca. Las variedades cofermentan y entregan un vino con aromas a cereza y arándanos, flores, recuerdos a clavo, que en boca se mostró sedoso y ligero. Las uvas se cultivan a entre 480 y 720 metros de altitud en Cima Cargo, lo que aporta a la frescura. Tras su fermentación en pequeño lagar y maceración post fermentativa con hollejos por casi un mes, el vino envejece por 12 meses en acero inoxidable,

 

Maçanita Os Canivéis 2021

Este vino nace a 520 metros de altitud sobre suelos de transición de esquisto a granito en la subzona de Cima Corgo a partir de vides de entre 80 y 92 años, con 17 variedades entremezcladas y un laboreo con caballos. Este blanco con gran singularidad tiene cierta cremosidad perceptible desde la nariz, con buena estructura, frescura y persistencia en boca.

 

Pala Pinta 2021

Este blanco es un ensamblaje de siete variedades plantadas en viñas de entre 120 y 140 años a 535 metros de altitud y suelos en transición entre pizarra y granito en la subzona de Cima Corgo. Las uvas se prensan sin despalillar, fermentan en barrica y luego envejecen en barrica neutra de roble francés por 12 meses. Mostró una nariz con enorme pureza y juventud, como si aún fuera mosto en fermentación. El punto cítrico se mantuvo en el paladar, en un vino muy gastronómico.

 

Pala Pinta Letra F 2020

Ensamblaje de campo de unas 20 variedades de viñas entre 110 y 130 años plantadas a entre 580 y 720 metros de altitud. Parte de la uva se despalilla y otra no, sometiéndola a una prolongada maceración. El vino envejeció en barricas neutrales de roble francés por 18 años y se mostró como un tinto complejo con más estructura y textura, notas especiadas y fruta más madura.

 

Touriga Nacional Douro Rosé 2020

Un 100% touriga nacional de dos subzonas del Douro con altitudes contrastantes que fue suculento, muy afrutado y con mucha estructura, untuosidad y frescura. El vino no tiene contacto con la madera.

Madeira

 

Caracol dos Profetas Fazendas da Areia 2022

La Caracol es una uva autóctona de la isla de Porto Santo, con enorme proximidad genética a la Listrão, y un origen rodeado de mitos e historias. Vino de parcela de viñas entre 40 y 80 años cuyas uvas se recogieron en varias etapas conforme su madurez.  

Las uvas se prensaron directamente en depósitos sin despalillar y, como en otros vinos de la casa, sin adición de sulfuroso hasta el final de la fermentación a fin de permitir un poco de oxidación al mosto y una fermentación espontánea completa. El mosto fermentó en pequeños depósitos de acero inoxidable horizontales, para proteger el vino, permaneciendo en ellos y en contacto con sus lías por diez meses. Vino salino y de buena acidez, tuvo muchas reminiscencias a los ensamblajes blancos del Douro.

 

Crosta Calcárea dos Profetas 2022

Un vino de la variedad Listrão (listán blanco, palomino) con una producción de apenas 630 botellas, con una viña especial a los pies del volcán, que recibe el sol al amanecer. Un vino con menor sensación de acidez, pero fresco y largo en el paladar.

 

Tinta Negra dos Villões 2022

La tinta negra es una variedad autóctona de Madeira com presencia también en las Azores (Saborinho). Aquí los suelos son volcánicos y las uvas se fermentaron parte despalilladas y un 70% sin despalillar. Larga maceración post fermentativa y crianza parcial en acero inoxidable (30%) y barrica francesa neutral. Un vino con buena fruta roja, notas especiadas, redondez, finura y persistencia.

 

El gran universo de António Maçanita es el primer capítulo de varios que dedicaremos a los mejores vinos de Essência do Vinho.

Para ediciones pasadas de Essência do Vinho, desde 2011, visite la hemeroteca de www.viajesyvinos.com

 

23 de marzo de 2024. Todos los derechos reservados ©

 

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos:Viajes & Vinos, Essencia do Vinho, Revista de Vinhos, Antonio Macanita (C)