viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Essência do Vinho 2024: Guía de Cata

 

Comparte esta historia en:

 
 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

Con 20 ediciones con miles de etiquetas que recorren la geografía del vino portugués de este a oeste, de norte a sur, Essência do Vinho ha sido y sigue siendo el termómetro por excelencia para tomar el pulso a la actualidad y tendencias de los vinos de Portugal.

Un año más el marco incomparable del Palacio de la Bolsa de Oporto reunió a bodegas e importadores en un mayúsculo salón con cientos de productores y miles de etiquetas del que fue imposible probar todo a lo largo de varios días, pero sí más de 200 referencias que ofrecieron un recorrido representativo de los vinos de Portugal que resumimos, destacando algunas de las referencias indispensables y otras más destacables de esta gran puesta en escena.

De esa veintena de ediciones www.viajesyvinos.com  ha sido testigo en primera fila de la mitad, con un eco de amplias coberturas que situaron a nuestra publicación en una posición de avanzada en la comunicación en español especializada en vinos de Portugal. Puedes acceder a contenidos de pasadas ediciones, desde 2011, en nuestra hemeroteca de pasadas ediciones.

ALENTEJO

 

Herdade da Maladinha Nova es una de las bodegas de referencia del Alentejo y cuenta, además, con una destacada hospedería. Entre otras referencias, la bodega presentó su línea Monte da Peceguina, vinos sin madera que no se elaboran todos los años, que desplegó con monovarietales de Verdelho, Antão Vaz y Roupeiro, destacándose su blanco Arinto, aromático, goloso, untuoso y muy gastronómico; su Touriga Franca 2020, un vino envejecido 14 meses en roble usado que fue muy afrutado, redondo y fresco; y su Tinta Miúda (Graciano) 2021, también muy afrutado, pero más tánico y balsámico.

Otro proyecto alentejano fue Carmim, que sobresalió con su Tarefa Branco 2023, un ensamblaje de Antão Vaz y Roupeiro elaborado en tinaja como vino naranja, pero que no puede llamarse de “talha” con es habitual en la región por removerse antes del 11 de noviembre, que es la fecha marcada para que los vinos puedan usar ese descriptivo. Un blanco delicioso con notas afrutadas, especiadas y a incienso.

De Herdade Aldeia de Cima, una bodega que ya hemos reseñado en www.viajesyvinos.com, probamos su Garrafeira 2021, un blanco muy fino y fresco que funde Arinto, Antão Vaz, Alvarinho, Roupeiro y Perrum, cultivadas en suelos es esquisto y que fermentó en madera, envejeciendo 9 meses en balseiro de roble francés antes de pasar 16 meses en botella.

BAIRRADA

 

Mucho se ha hablado de Botão, un proyecto boutique que emprendieron en Bairrada Pedro Lopes y Nuno Gonzalez, enólogo de la alentejana Herdade da Maladinha Nova, y que ha recibido muchas loas de la crítica. En Essência Porto la colección de Botãos, con propuestas con un cariz muy gastronómico, incluyó un rosé de Baga, dos tintos que ensamblan variedades portuguesas con Syrah, y dos blancos, que fueron los que más se destacaron: un 100% Bical, mineral, salino, graso y largo; y un ensamblaje de Bical-Sercial-Maria Gomes, con 10 meses de crianza en barricas de roble francés y castaño portugués, que fue muy cítrico y fresco en boca, con buen volumen, salinidad, largura y gran vocación gastronómica.

 

 

BEIRA INTERIOR

 

Gracias al trabajo de elaboradores como Rui Reboredo Madeira, la región de Beira Interior, fronteriza con España, ha ido ganando atención en la escena vitivinícola portuguesa.

Beyra es un proyecto de viñas de altitud, algunas de las cuales están entre las más elevadas de Portugal. Es ahí donde Reboredo hace referencias como el Beyra Grande Reserva 2021, un ensamblaje de variedades en las que predomina la Touriga Nacional (80%) con algo de Tinta Roriz (tempranillo) y Jaén (mencía), muy estructurado y aún por pulir, en contraste con la mucha mayor redondez del Beyra Garrafeira 2017.

DAO

 

Taboadella, un proyecto en una quinta con larga historia, pero bodega relativamente reciente de la que ya también hablamos en www.viajesyvinos.com, presentó varios de sus monovarietales, su rosado de más reciente incorporación al portafolio, y un tinto de ensamblaje.

Blancos fueron el Taboadella Encruzado 2022, con una de las variedades de referencia en el Dão, que tuvo buena fruta, estructura, untuosidad y buena integración de la madera. También 100% Encruzado el Taboadella Grande Villae Blanco, elaborado con algunos de los Encruzados más viejos del Dão y que cautivó por sus notas minerales, a humo y cítricas. Un blanco salino, largo, grande.

Fresco, glicérico y afrutado fue el Taboadella Rosé 2022, un rosado a partir de Tinta Roriz que se elabora en cemento y madera.

En la línea tinta el Taboadella Alfrocheiro 2021, pródigo en recuerdos a frutas oscuras y notas balsámicas, aunque aún algo tánico. Este monovarietal pasa entre seis a nueve meses en barricas de roble de 500 litros y 2do uso.

Mucho más carnoso que los mencías españoles fue el Taboadella Jaen 2021, y una bomba de fruta fue el Grande Villae 2018, un ensamblaje de variedades con 14 meses en roble nuevo, que mostró muchos aromas a cereza, torrefactos, tostados, especiados, aunque algún tufo de reducción y tanicidad. Un vino con mucha estructura y para afinar.

Quinta Dona Sancha ha estado realizando un trabajo de recuperación de cepas autóctonas en el Dão, presentando un blanco de Encruzado, muy mineral, con recuerdos a silex, buena acidez y bastante cuerpo en boca en su añada 2021, y otro blanco de la misma añada pero de Cerceal, con una crianza de pocos meses en madera, más estructurado, con tonos más notables de crianza, matices a piedra, un final salino y una gran vocación gastronómica.

Situado en una antigua fábrica de textiles y de ahí su juego con la textura en el vino, Textura Wines se ha ido labrando un nombre den el Dão, región de la que presentó su Pura 2021, un ensamblaje de variedades de viñas viejas, lleno de fruta y salinidad, con algunos tonos de crianza. Monovarietal de Tinta Pinheira (Rufete), el Textura da Estrela Tinta, también de 2021, fresco, de cuerpo medio, muy floral, con recuerdos a grosella.

Sobresaliente el Textura Constructo 2018, un ensamblaje de Touriga Nacional y Alfrocheiro (Bruñal), muy afrutado, con recuerdos salinos, un final torrefacto y pase muy aterciopelado por boca.

Otro referente del Dão, Quinta da Fata, se destacó con su Quinta da Fata Classico 2020, un vino joven y sin madera que ensambla Touriga Nacional, Alfrocheiro, Jaen y Tinta Roriz que fue muy afrutado, fresco y gastronómico. Su Quinta da Fata Reserva 2018 ensambló el mismo cuarteto de uvas, pero con crianza en madera, lo que entregó un vino con buena fruta, pero sobrio, pulido y elegante. Un monovarietal de Touriga Nacional y de parcela, muy afrutado y muy redondo, y un fresco Encruzado criado en madera también se destacaron en el conjunto.

Bajo la tutela del reconocido Paulo Nunes, Casa da Passarella destacó con su Casa da Pasarella O Enólogo 2020, un ensamblaje de unas 24 variedades tintas cultivadas en viñas con 80 años, y que fue un vino resuelto, en esplendor, con recuerdos a fruta de baya, más tirando a madura, con frescura en boca y gran persistencia.

Caminhos Cruzados es otra de las bodegas que más atención está provocando en el Dão, presentando en el evento varios tintos y blancos de sus líneas Titular, Clandestino y Teixuga. El Titular Branco 2020 ensambló Encruzado, Bical, Malvasía y otras variedades de un field blend, fermentadas en acero inoxidable, resultando en un vino fácil y afrutado, con buen volumen y untuosidad en boca, mucha fruta y un final cítrico. El Titular Reserva Encruzado 2021 se enfoca en esta uva surtida de viñas de diversas edades que se elaboran a medias en acero inoxidable y madera, entregando un vino graso, fresco y con vocación gastronómica.

El Titular Colheita Tinto 2019 ensambló Touriga Nacional, Tinta Roriz y Alfrocheiro, vinificadas por separado, y otras variedades entremezcladas en viñas viejas como Tinto Cão, Jaén y otras. El Titular Reserva Tinto 2018 juntó lotes de variedades y vinos antiguos que pasaron un promedio de 12 meses de crianza en madera, nueva y usada, y que se expresó con la fruta y salinidad típicas del Dão.

De la línea Clandestino, un fascinante Clandestino Noir de Blancs, un rosado casi tinto de encruzado y touriga nacional. Mosto de uvas blancas que fermenta con hollejo de tintos.

El Clandestino 2020, homenajea a emigrantes en el Dão, con un vino que emplea variedades internacionales, elaboradas sin contacto con la madera y que se comercializa como vino de mesa.

El Caminhos Cruzados cruzó en 2018 caminos de Touriga Naconal, Alfrocheiro, Tinta Roriz y Jaén, vinificadas y envejecidas seis meses por separado. Pero en ese mismo año también hicieron otro ensamblaje, escogiendo los mejores lotes que luego envejecen por separado 18 meses en roble francés nuevo, para luego fundir todos los vinos. Un tinto con mucha fruta de baya y roja, fino y envolvente aunque algo tánico.

El Vinhas de Teixuga 2019 se dedicó en solitario a la Jaén (Mencía), con 12 meses en barrica y es uno de los monovarietales de Jaén más logrados, asemejándose a los de sus vecinos al otro lado de la frontera.

DOURO

 

Destacada bodega del Douro, elaborando tanto vinos tranquilos como fortificados de Oporto, Churchill’s aportó dos blancos, uno ensamblaje de variedades y otro Rabigato 100%, y varios tintos. Entre estos últimos el Grafite Black, un field blend de viñas viejas con uvas pisadas en lagar que en su añada 2015 fue afrutado, especiado, con matices tostados, algún aún de tanicidad y larga vida por delante; el Grafite, un movovarietal de Touriga Nacional con ensamblaje de parcelas de las subzonas de Cima Corgo y el Douro Superior que fue muy afrutado y con bastante cuerpo, idóneo para comer; el Quinta da Gricha Churchill’s, al que se le retira el hollejo a mitad de camino de la fermentación y que en su añada 2020 destacó por sus notas a fruta, abundante jara y especiados, con un pase por boca graso, goloso y con un final tostado.

El Quinta da Gricha Talhào 8 es un vino de parcela, sólo de Touriga Nacional, que en su añada 2018 tuvo muchos recuerdos a fruta oscura, y el Quinta da Gricha Vinhas Velhas, elaborado con vides de más de 80 años reveló un Douro más denso y potente.

La Real Companhia Velha presentó una amplia selección de vinos, incluido el nuevo vino de parcela Quinta das Carvalhas Vinha do Eiral 2021, al que, en nuestra opinión, aún le falta tiempo para expresarse en esplendor.

Quinta Nova da Nossa Senhora do Carmo presentó algunas novedades como su 100% Touriga Nacional, una muy buena expresión de esta variedad, bien estructurada, potente, mineral, y con mucha fruta y aromas a frutas azules y florales violeta. Un tinto elaborado un 25% con viñas centenarias, que envejece nueve meses en roble francés.

Otra referencia de esta bodega fueron los Quinta Nova da Nossa Senhora do Carmo Vinha Centenaria, que exaltan a dos variedades importantes en el Douro, la Tinta Roriz y la Touriga Nacional, que entre 1979 y 1981 hallaron en la Quinta el lugar para comenzar a plantarse de forma más científica en formato de parcela monovarietal. Esta referencia combina vides de parcelas plantadas en esta forma y otras con viña centenaria de las mismas variedades.

Ambos de la añada 2020, el Parcela 29/P21 exalta a la Touriga Nacional (75% replantada y 25% centenaria), con mucha fruta oscura, chocolate y tostados. Es un vino aún muy entero, tánico y potente, no en balde pasó 12 meses en barricas nuevas de roble francés. Por su parte el Parcela P28/P21 es protagonizado por la Tinta Roriz, y fue un vino muy redondo por tener poca maceración, con una variedad que en la bodega madura muy bien, por haber un microclima especial. Un vino expresivo, pero no agresivo, por el que desfilaron la fruta roja, el enebro, el regaliz y un buen equilibrio.

Niepoort tuvo una amplia panoplia de referencias, muchas de las que ya hemos hablado en www.viajesyvinos.com, pero entre las que no, una fue el nuevo Ururabo Douro, que se percibió muy amaderado, y un monovarietal de Tinta Amarela, una variedad más bien usada en ensamblajes, que se mostró redondo, jugoso, fresco y lleno de fruta roja.

En medio de rumores sobre su venta, Quinta do Pessegueiro estuvo también en Essência Porto, exhibiendo una de las más excitantes panoplias de referencias de vinos del Douro en tinto y blanco.

Suculento en boca y con mucha fruta tropical como la parcha y una gran frescura y salinidad su Pessegueiro Colheita Branco 2022, con Rabigato, Viosinho y Gouveio, con 30% de pipas de madera usada de 600 litros en su crianza. Fermentado en madera y con una crianza de seis meses en este envase, el Quinta do Pessegueiro Reserva Branco 2022, ensamblaje de Rabigato (70%) y Folgasão (30%), mineral, con recuerdos a heno, fruta de hueso, un deje almendrado, muy goloso en boca, fresco y muy delicado.

En tintos, su Pessegueiro Aluzé 2018, fue un tinto muy afrutado, pero aún muy potente y por pulir. El Quinta do Pessegueiro 2019 ensambló dos parcelas y dos variedades, la cada vez más vista Tinta da Barca y la Alicante Bouschet sobre esquisto, entregando un vino muy goloso, jugoso y equilibrado, con mucha fruta de baya casi masticable, algún tono tostado y a chocolate, en un vino muy redondo.

El Quinta do Pessegueiro Tinta Roriz 2021 fue probablemente uno de los mejores monovarietales de Tinta Roriz que hemos probado en el Douro, un vino que destacó por su fruta fresca, redondez y pase aterciopelado en boca. El vino fermenta en lagares de granito con pisa a pie y levaduras autóctonas, realiza la maloláctica en inox y luego envejece en huevos de hormigón.

El Quinta do Pessegueiro Touriga Nacional se pinta de azul con notas a blueberries y violetas, tonos a chocolate y especiados en boca. El Quinta do Pessegueiro Tinta Amarela 2019 estuvo también lleno de fruta de baya, frambuesas, grosella, flores rojas, en un vino elaborado con madera usada, muy fresco y equilibrado, aunque algo breve en boca.

Con más enjundia, pero también madera usada, el Quinta do Pessegueiro Reserva 2021, ensamblaje de Tinta da Barca, Touriga Nacional y Touriga Francesa, con mucha fruta, tonos ahumados, más estructura y un pase aterciopelado por boca, así como el Quinta do Pessegueiro Grande Reserva 2019, fusión de Touriga Nacional, Touriga Francesa y field blends, lleno de fruta azul, regaliz, más cuerpo en boca y potencial aún por crecer.

Quinta do Ventozelo ha venido ampliando el número de vinos monovarietales en su amplio portafolio, y para muestra un Ventozelo Rabigato 2020, un blanco fresco y simple, y un mucho más goloso Quinta do Ventozelo Tinto Cão, una variedad a la que se está prestando mucha atención en el Douro por la capacidad de aguantes a las altas temperaturas que está mostrando en algunas bodegas, no en balde otros proyectos  ---como Pessegueiro o Kopke--- han ido elaborando monovarietales en tinto y rosado de esta variedad utilizada en el vino de Oporto y de bajos rendimientos. En su añada 2021 el Ventozelo Tinto Cão fue muy tinto muy goloso y atractivamente aromático, pródigo en notas afrutadas a arándanos y blueberries, puntos florales, aunque con una pizca aún tánica.

Otra de las bodegas que apuesta por la Tinto Cão es Quinta de Ervamoira de Ramos Pinto, que en su añada 2019 destacó por su tanicidad y estructura, abundantes notas especiadas y a clavo, y flores rojas. De Ramos Pinto también Bons Ares, una línea más de entrada, con un ensamblaje de Cabernet Sauvignon y Touriga Francesa, con 10 meses de crianza en roble francés y austríaco y un perfil más comercial.

Del Douro también el Quinta do Crasto Altitude, una de las últimas referencias incorporadas a rosario de vinos de esta bodega, que también ha apostado por cepas autóctonas minoritarias y en vías de recuperación, como la Tinta Francisca (75%), que se sazona con una restantes Touriga Nacional. Un tinto muy ligero y afrutado, con abundantes arándanos y grosellas, con un final especiado.

Otra bodega indispensable del Douro es Quinta do Vallado, que, además de un blanco expuso dos sobresalientes vinos de parcela. El primero, Quinta do Vallado Vinha da Coroa, un ensamblaje tinto de 27 variedades plantadas en 1958, con orientación al Norte y a mayor altitud. En su añada 2021 las uvas se cosecharon un poco antes que el resto y la mitad se fermentó con racimo entero, habiéndose sometido a una maceración corta, casi sin extracción. La otra mitad despalilló los racimos y se fermentó en acero inoxidable. 16 meses de barrica usada de roble francés entregaron un vino muy fino y afrutado, con recuerdos a grosella, frutos rojos, especias, bien armado en sus partes, de cuerpo ligero, gran elegancia y una enorme persistencia.

El segundo fue el Quinta do Vallado Vinha da Granja, también de 2021, y un vino maravilloso, ensamblado con 34 variedades cultivadas en una viña plantada en 1929. Un tinto realmente espectacular, con abundante fruta que fue de la grosella a la cereza confitada, de los frutos del bosque a la fruta escarchada, unida a notas balsámicas, tabaco y minerales, con un cuerpo bien ligero y un pase por boca muy fresco, largo y finísimo. Un tinto elegantísimo cuya uva fermentó en grandes toneles de roble, sometiéndose a muchos remontados antes de pasar a envejecer por unos 18 meses en barricas nuevas de roble francés.

Además de magníficos vinios de Oporto, Quinta do Noval tiene vinos tranquilos como el Cedro do Noval, que evoca un cedro libanés con dos siglos de edad. Su versión blanca 2022 suma Viosinho, Gouveio, Rabigato, Arinto y Fernão Pires que fermentan en roble francés y tienen una entrada en boca fácil y llena de fruta tropical, con puntos cítricos, recuerdos a fruta de la pasión y un final salino. El Cedro do Noval Tinto 2021 es un vino con IGP Duriense porque mezcla variedades internacionales con autóctonas. Syrah, Touriga Nacional, Touriga Francesa y Tinta Roriz envejecen en roble francés, rindiendo un vino muy goloso, con mucha fruta, especiado y salino.

El Quinta de São José Reserva 2018 fundió Touriga Nacional, Touriga Francesa y un cóctel de variedades de uva de viña vieja, en un tinto con mucha fruta oscura, notas aceitunadas y especiadas.

MADEIRA

 

A pesar de que su estandarte son los vinos fortificados, en el archipiélago de Madeira se elaboran también vinos tranquilos, y cada vez más excelentes vinos blancos, vinos atlánticos de manera literal, con variedades muy enraizadas en las islas y, también, algunas de corte más internacional.

Colombo  ---la marca de vinos tranquilos elaborados por Justino’s, uno de los principales productores de Madeiras fortificados---, es una de las marcas inmersas en las propuestas isleñas. El Colombo 2022 es un blanco DOP Madeirense, elaborado en la isla de Porto Santo con las variedades Caracol y Listrão, Un vino que fermenta en acero inoxidable y envejece en roble francés nuevo y de varios usos que es sumamente untuoso en el paladar, entrando en boca con un punto de dulzor y terminando con enorme salinidad.

Por su parte, el Colombo Reserva Branco 2022 se elabora con Verdelho (Verdicchio) y Arnsburger, una variedad introducida a Madeira durante la Primera Guerra Mundial, también glicérico y con un final cítrico a toronja.

En blanco también un Colombo Verdelho/Sauvignon Blanc 2022, ligero en boca, muy fresco, con notas algo herbáceas y un final marcadamente salino.

No sólo de blancos vive Colombo, que también elabora un rosé a partir de Tinta Negra, un rosado con mucho volumen en boca y largo posgusto, en que destacan los frutos rojos y la salinidad. También hay un menos logrado Reserva Tinto, ensamblando Aragonez, Merlot y Touriga Nacional.

Por supuesto, también hubo de la empresa un fortificado Justino Madeira Tinta Negra 2003, en el que los tonos a naranja y almendra dominaron, antecediendo un final especiado y cítrico a toronja. Un Madeira seco y de moderada persistencia.

 

                                                                                                           

TEJO

 

Los Vinhos do Tejo han sabido labrarse un sitio entre los vinos portugueses de calidad y de las bodegas más representativas de la región es Quinta de Alorna, que destacó con su tinto Marquesa da Alorna Grande Reserva 2021, un blend de variedades que cambian de año en año. El vino pasa 14 meses en barrica nueva de roble francés, y fue fresco y balanceado, cono un toque sutil de madera y una vocación gastronómica.

Además de un blanco Reserva das Pedras, monovarietal de Fernão Pires, Quinta da Alorna también expuso su Abafado, un vino licoroso, también 100% Fernão Pires, que pasa cinco años en barricas viejas, tras detenerse su fermentación. Con boca dulce y golosa, en nariz recordó la compota de fruta de hueso, al igual que un matiz a ron, en un vino color melocotón, denso y fresco, con buen equilibrio.

La Adega do Cartaxo presentó varias referencias entre ellas su Bridão Private Collection en versión Blanco 2021, un ensamblaje de Chardonnay-Arinto-Sauvignon Blanc y Fernão Pires, fácil, fresco y correcto, y versión tinta, de su añada 2018, a medias Touriga Nacional y Alicante Bouschet, elaborado en roble portugués y crianza de 12 meses, que fue verdaderamente delicioso. El roble portugués es más amable con el vino, y este tinto resultó muy afrutado, goloso, de cuerpo medio,muy fresco y con todas sus partes bien integradas. Un tinto de trago fácil y muy agradable, bueno tanto para copeo como para comer.  

 

 

VINHO VERDE

 

La región de vinos más grande de Portugal se ha convertido en el objeto del deseo de consumidores y bodegas, que, atraídas por el crecimiento de los vinos blancos en el mercado han ido llegando de muchas otras zonas de Portugal a establecer o comprar quintas o a asociarse con productores, convirtiendo a esta zona entre el Minho y el Douro en una de las más dinámicas y en efervescencia en Portugal.

Esa llegada no está exenta de retos, pues la región lucha por desprenderse del estereotipo que le ha impregnado el estilo de vinos ligeros y algo frizzanti al apelativo “vinho verde”, que más que un estilo es realmente una región, con una amplia diversidad de perfiles de vino, variedades de uva y subregiones.

Falua, una de las empresas más destacadas del Tejo, tuvo un Touriga Nacional con madera de 2019 con notas a fruta oscura, rayando en lo aciruelado, junto con notas tostadas.

Entre las más renombradas subregiones está la de Monção-Melgaço, reconocida por ser la zona de esplendor para la variedad Alvarinho, y que estuvo ampliamente representada en el evento, donde, además, protagonizó varias catas.

Quintas de Melgaço fue una de las bodegas expositoras, con una excelente alvarinho de talha (tinaja), que dejó sensaciones de gran pureza en el paladar. Su añada 2022 fue de textura untuosa y recuerdos cítricos a toronja, aunque lo que permaneció en el retrogusto fue la acidez. Muy bueno también el Quintas de Melgaço Vinhas Velhas, un alvarinho súper aromático, exuberante, con recuerdos cítricos, a manzana y fruta blanca en su añada 2022, con un final fresco y sápido. Interesante también su Quintas de Melgaço con barrica, un alvarinho con fermentación en inox y crianza de cuatro meses en barrica, con una bien lograda integración, muchos anisados y elevada acidez. La bodega presentó también un espumoso rosado a partir de Sousón y Brancellao, así como un decepcionante blanco tranquilo que fundió Alvarinho con Chardonnay.

Otra de las bodegas de referencia de la subzona es Regueiro, que expuso seis referencias. La primera Regueiro Alvarinho 2022, el vino más básico, con tonos cítricos, untuosidad, buena acidez, pero breve posgusto. El loado Regueiro Primitivo, también de 2022, fue súper aromático, con muchos recuerdos a manzana, notas especiadas a jengibre, una boca amplia y untuosa, y un final cítrico y largo. El Regueiro Barricas 2022, con ocho meses de barrica, muy bien integrada, tuvo notas a limón, mucha textura en boca y un final largo y salino. El Regueiro Maturado 2020 pasó 15 meses en barrica y dejó matices más evidentes de su contacto con la madera, con tonos a manzana asada, mucha más estructura y también un final largo y salino. Regueiro Jurassico es una mezcla de añadas y se mostró como un vino largo y fino, con tonos cítricos y mucha salinidad. La bodega también presentó una novedad en primeur, que ensambla Pinot Noir con Alvarinho que estuvo correcto, pero sin sensación de origen.

Vinho Verde fue demarcada en 1908 y es la denominación de origen protegida que más vino certifica en Portugal. Se extiende por 17,269 hectáreas y tiene 13,100 viticultores, lo que da una idea del minifundio donde se cultivan unas 45 variedades de uva. Es una región muy diversa, no sólo en uvas, sino también en microclimas y suelos, entre los que domina el granito y dos tipos de esquisto.

Con ese trasfondo que permite a la región dividirse en subregiones, la DOC Vinho Verde lucha por desprenderse del cliché que alinea toda la producción de la denominación con la percepción de un único perfil de vinos ligeros y con carbónico.

La Avesso es una de las variedades de la región menos conocidas en mercados internacionales, y de esta variedad blanca con estructura y glicerina de la subregión de Amarante, Quinta da Raza presentó un 2017 con marcados anisados, aromas a fruta de hueso, buena acidez, aunque un poquito más bien breve.

De 2017 y también de Avesso su Quinta de Santa Cristina, un proyecto más joven, mucho más vibrande  y complejo en nariz que el anterior, con una sensación de mayor madurez, notas a manzana madura, algo de melocotón confitado, frutas escarchadas, algo de caramelo y buena acidez aún.

De la cooperativa Ponte da Barca y la subzona de Lima un logrado loureiro 2018 con crianza en lías con bâtonnage y en roble, que fue muy fresco y ligero, con tonos cítricos y a avellana, junto con recuerdos a fósforo.

La Quinta d’Amares Claustrum 2021 fue un loureiro con el objetivo de ser un vino de guarda, a pesar de lo cual resultó un vino fácil, con sensaciones cítricas y muy buena acidez.

En tinto un Tojeira Grande Reserva Sousão, afrutado con recuerdos a tutti frutti, con abundante mora, algo de caramelo y bastante redondo en su añada 2021.

Vinho Verde se ha tornado un destino de inversión al que han llegado numerosas empresas de otras partes de Portugal. Una de ellas la alentejana Esporão, con varias referencias de su Quinta de Ameal. La loureiro es la gran protagonista del Quinta do Ameal Loureiro 2022, super aromático, fresco y salino, en que parte del vino se vinidica en madera

Otro de los llegados a Vinho Verde es Falua, esta vez desde el Tejo, con sus referencias de la Quinta do Hospital, un alvarinho de quinta cuya fermentación inicia en inox y termina en barrica usada, donde reposa sobre sus lías y tiene recuerdos a manzana acompotada y frutos tropicales con una boca algo dulzona. También Barão do Hospital, un 85% loureiro y restante alvarinho elaborado en acero inoxidable com seis meses de crianza en lías, y fue fresco y salino.

EMPRESAS

 

NIEPOORT

La privilegiada mente creativa de Dirk Niepoort, ahora en tándem con la prole que sigue sus pasos en bodega, no para de crear nuevas referencias y proyectos que han convertido a los de esta casa en una de las más exhaustivas carteras de vino en Portugal.

El norte del Alentejo ha sido uno de los más jóvenes destinos donde la empresa ha puesto un pie, más concretamente en la zona de Portalegre, en la parte más al norte de este territorio próximo al Douro. Allí producen el Niepoort Nat Cool Copo Alegre, un vino elaborado en hormigón con una gama de variedades como la Trincadeira, la Aragonez, la Alicante Bouschet y otras de field blend, que se funden en un vino untuoso en boca y con recuerdos aromáticos a grosella y flores rojas.

Pero, sin duda, una de las novedades más apetitosas fueron tres propuestas con ADN, el proyecto en esa región dentro del cual se unen a cuatro manos Dirk Niepoort y Anselmo Mendes, rey de la alvarinho en esa región productora. Su ADN Alvarinho 2023 estaba aún muy joven, sin redondez, pero el ADN Vinhão (Sousón) 2020 fue muy agradable de beber, muy afrutado, fresco y sin complicaciones.

Además de estos dos en tándem, de la zona de Vinho Verde Niepoort presentó un Alvarinho/Loureiro que fue poco expresivo en nariz, con algún recuerdo a sílex, y en la boca algo dulzón.

SOGRAPE

 

La mayor empresa de vinos de Portugal tuvo un despliegue de grandes ligas con una cuidada selección de vinos que permitieron un amplio recorrido por la geografía vitivinícola de Portugal, que la empresa cubre en amplitud y con una diversidad de referencias.

De Bucelas, zona atlántica cercana a Lisboa y donde se dice que mejor se expresa la variedad Arinto, estuvieron con propuestas de la Quinta de Romeira, el Morgado de Santa Caterina, un monovarietal de esta variedad que ha incrementado el uso de barricas más grandes para lograr una mejor integración de la madera, así como su referencia más reciente, el Prova Régia, un Arinto maravilloso, fresco y afrutado, que como curiosidad integra en su emsamblaje un 10% de vino de la añada anterior a fin de suavizar la acidez, inspirado en la antigua tradición de dejar reposar un año los vinos con elevada acidez.

El Dão es otra de las regiones donde Sogrape está mejor afincado y es allí que está su Quinta dos Carvalhais, que dio a degustar un blanco Encruzado, fresco, redondo y untuoso, y un Tinto Reserva, también fresco y con buen volumen en boca.

Silk & Spice es una de las más jóvenes referencias de Sogrape, una línea que busca ser aterciopelada y especiada en su pase por boca, con un perfil bastante neutral y no tan definidamente portugués para gustar a un público internacional. A pesar de ello, gustó mucho el Silk & Spice Branco de la añada 2023, un vino fácil, que vale lo mismo para comer que para disfrutar por copas, ensamblaje de variedades y zonas, con excelente acidez y un sutil punto dulce.

En esa línea que en principio no se asocia a regiones productoras concretas está el Mateus, una marca imprescindible del vino y que, lejos de ser lo monolítica que la historia pudiera hacerle parecer, ha sabido mantenerse vigente con nuevos productos que la mantienen tan refrescante como sus vinos.

Entre éstos, además del Mateus Rosé, hay un Mateus White, fruto de la congelación del mosto, que posteriormente se fermenta según se vaya a embotellar, de ahí que tenga una pizca de carbónico, sin llegar a ser frizzante.

Con denominación DOC Bairrada sí sale el estupendo Mateus Dry Selection, un ensamblaje rosado de Baga y Syrah de corte provenzal, con una nariz floral y mineral y una boca seca, buena y fresca en su añada 2023.

Pero si éste gusta, más sorprende el Mateus 80 Yr., un vino de colección por el aniversario de la marca, que tiene contacto con la madera y que la tiene bien integrada y co matices muy minerales y salinos en boca.

El Douro es otra de las regiones de Sogrape, de la que presentó un blanco y dos tintos. El blanco Vinha Grande Douro, de Casa Ferreirinha, ensamblaje de Viosinho, Arinto, Rabigato y Gouveio; el tinto Callabriga, com Touriga Nacional, Tinta Roriz y Touriga Franca; y el Castas Escondidas, un ensamblaje que, como su nombre bien indica, es un repertorio de variedades de viñas viejas (Tinta Femia, Tinta Amerela, Touriga Francesa, Rufete, Tinta Francisca, Bastardo, Marufo Tinto, Tinta da Barca) y que en su añada 2019 fue pletórico de fruta roja y de baya, con notas tostadas y en la boca fresco, goloso, redondo y largo.

SYMINGTON

 

Con cada vez más tetáculos a través de Portugal, en Essência Porto Symington Family Estates estuvo representada por sus vinos de Quinta da Fonte Souto, en el norte del Alentejo, y sus vinos tranquilos del Douro.

Del primero de los proyectos, el Florão Branco 2022 (80% Arinto y 20% Verdelho), elaborado en inox, que fue fácil, suave, y amable en boca.

El Quinta da Fonte Souto Rosé se elaboró íntegramente con Aragonez (Tempranillo), realizando su crianza en barrica de tercer uso y fue seco, fresco y afrutado, con final salino.

Delicioso el Quinta da Fonte Souto Alicante Bouschet 2018, un monovarietal exuberante, pletórico de fruta y muy balsámico, con aromas a enebro, chocolate y tonos aceitunados. 80% del vino pasó dos meses de crianza en roble francés de 2do año, entregando un vino cargado de fruta, con textura casi de mermelada.

Más contenido fue el Quinta da Fonte Souto Vinha do Souto 2019, el vino culmen de la bodega, un ensamblaje de Syrah y Alicante Bouschet con crianza en barricas usadas de distintos usos, un vino concentrado, con notas balsámicas y especiadas, té, tabaco, fruta oscura, pero aún joven a pesar de sus cuatro años.

Concebido con el reto de probar si en el Douro podían elaborarse grandes vinos blancos, el Pequeño Dilema 2021 (Viosinho 45%, Arinto 30%, Gouveio 15%, Alvarinho 5% y Verdelho 5%) fue untuoso, mineral y con un final bien salino. El vino inició su fermentación en acero inoxidable y la terminó en barricas nuevas y usadas, para luego pasar a crianza en lías en la barrica.

También del Douro, la línea Ilustres Desconocidos se dedica a vinos singulares a partir de viñas menos conocidas y también estilos menos empleados en la casa. Un vino con maceración pelicular, el Curtimenta, y dos monovarietales, uno de Arinto y otro de Gouveio, forman la colección de limitadísima producción. Este último se vinificó en flextank (huevo de plástico de material poroso), con crianza en lías. El Ilustres Desconocidos Curtimenta, con ensamblaje de Gouveio, Viosinho y Códega do Larinho, fue un vino fácil, goloso, con notas tropicales y minerales que realizó una maceración con pieles y fermentó sin llegar a transformar todo el azúcar en alcohol, tras lo que se prensó, removiendo los hollejos y colocando el vino en barricas de 500 litros en las que completó la fermentación.

Del proyecto Prats & Symington, Chryseia, un vino cada vez más logrado y demandado, impecable en su añada 2021. 67% Touriga Nacional y 33% Touriga Francesa, de uva propia procedente de dos quintas y alguna más de viña vieja, el vino realiza maceración pre y post fermentativa, decidiendo cuándo remover el hollejo, en caso de esto hacer falta. Luego se prensan las pieles con bolsas de agua, para un prensado más suave, y ese líquido se separa para emplearse en los ensamblajes finales de ser preciso. Catorce meses de crianza en roble francés nuevo de 400 litros que dejan un vino redondo, afrutado, elegante y sin aristas.

 

Algunas tendencias en el vino portugués:

Vinos cada vez más frescos, ligeros y con menor sensación alcohólica:

Los tintos tienden cada vez más a la frescura, ligereza y elegancia alejándose cada vez más de los perfiles donde las notas de crianza son muy marcadas y los vinos requieren de largas evoluciones para disfrutarse en un punto razonablemente amable.

 

Cada vez más roble usado y menos roble nuevo:

Una vía para lograr el perfil de vinos antes indicado.

 

Más uvas de ensamblaje utilizadas en monovarietal:

Esta tendencia comenzó a verse hace casi dos décadas en otras partes del mundo, pero en Portugal y zonas específicas como el Douro, donde dominan los vinos de ensamblaje y hay un repertorio casi interminable de uvas autóctonas, muchas casi extintas o con escasa producción, esto aún no se había potenciado, algo que sin duda es fruto del gran trabajo que muchas bodegas han venido haciendo por la recuperación de variedades ancestrales,

Entre estos ejemplos están la Tinto Cão, la Tinta Amarela, la Tinta Francisca o la misma Alicante Bouschet, que también comienza a emplearse en solitario en vinos tranquilos en el Douro, donde tradicionalmente ha formado parte de los ensamblajes del vino de Oporto.

 

Loureiro, ¿próxima blanca “in”?:

Uva predominante en la región de Vinho Verde, se están viendo cada vez más elaboraciones monovarietales de esta variedad, con una enorme calidad.

 

Pét-Nat Alvarinho

Los espumosos elaborados con método ancestral han ido ganando visibilidad en el mundo de las burbujas, aunque todavía sean minoritarios en comparación con otros productos de esa categoría. Una de las variedades que está aprovechando ese interés es la alvarinho, que si bien cuenta con elaboraciones espumosas de método tradicional de segunda fermentación en botella, comienza a embotellar una efervescencia adquirida por otros métodos como el ancestral.

 

30 de abril de 2024. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos 

 

 

 

 

 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos:Viajes & Vinos, Essencia do Vinho, Revista de Vinhos (C)