viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

Como los valientes y poderosos caballeros templarios del Castillo de Ponferrada cuya orden fue creada para recuperar la Tierra Santa en las Cruzadas, Pablo Ossorio se ha erigido en caballero del vino, conquistador de regiones mediterráneas, que ha venido rescatando de un modo singular, al dejar a la naturaleza regalar a su talento un espacio para crear la más puntera y delicada ingeniería de vinos.

 

Nacido en la berciana Ponferrada donde su abuelo tenía una bodega de vinos y aguardientes, Pablo se interesó por profundizar en la elaboración tras una vendimia en una cooperativa de la zona donde hizo de todo y aprendió mucho. Decidió entonces irse a estudiar formalmente enología a Requena, donde se encuentra una de las mejores escuelas de enología de España, cuyas aulas han acogido a algunos de los elaboradores con más renombre del país.

 

 

 

Así Ossorio cambió los godellos y las mencías de un Bierzo castellano leonés de clima más adusto por los más alegres colores del Mediterráneo, de clima más fresco y cálido, y con una musicalidad que recuerda las voces de algunos de los más célebres cantantes del pentagrama español.

 

De Requena surgió la oportunidad de ir a laborar a Italia donde estuvo dos años en varias zonas del país. Y del país de la bota al del tango, donde por un año se asentó en Mendoza para también elaborar vinos allí.

 

Pero la tierra y el mar llamaban y retornó al Mediterráneo para encargarse de la enología en Bodegas Murviedro, en la DO Utiel-Requena, multiplicando por cinco su producción. De este modo la carrera de Ossorio pasó casi de ir en tren regional a uno de alta velocidad, de un Seat 600 a un renombrado Hispano Suiza.

 

Vehículo de culto y símbolo del lujo, los Hispano Suiza fueron fruto del esfuerzo de una empresa familiar que  ---sumando a un fundador español y a otro suizo---, les dio vida en 1904 en Barcelona. Tanto en su carácter de vehículo turístico como de carreras, la marca pronto se transformó en una suerte de Rolls-Royce con voz hispana y todo un símbolo de la Belle Époque. Pronto llegarían más novedades a la empresa como los motores aeronáuticos, una apuesta por la tecnología de vanguardia que, tras un paréntesis en 1946, en años más recientes retomó la producción con un modelo de hiperlujo, gracias a una exclusiva combinación de diseño atemporal, lujo escrupuloso, artesanía meticulosa y una atención minuciosa a los detalles técnicos, que sumados pretenden convertir a la marca en fabricante de los autos más lujosos y exclusivos de Europa, personalizables para los clientes más exigentes. 

La familia propietaria de la empresa de autos Hispano Suiza tiene también importantes inversiones en el mundo del vino.

Con tal pedigrí no fue entonces de extrañar que Ossorio bautizara su proyecto más personal de bodega con el nombre de Hispano+Suizas, no únicamente por el hecho que como el célebre automóvil sus socios fueran de origen español y suizo, sino porque con él comparte una filosofía de trabajo y posicionamiento.

 

Fue así como a partir del 2000 empezó a forjarse Bodegas Hispano+Suizas, un proyecto boutique de vinos con sede en Requena, con viña propia y una producción de vinos tranquilos y espumosos que, como el auto, han buscado y perseguido posicionarse entre los más distinguidos vinos del país.

 

Bodegas Hispano+Suizas cimenta su producción sobre la calidad y el equilibrio, una suma de elegancia que persigue crear vinos melodiosos de alta gama, pero asequibles, que desdoblan a la región valenciana en tres dimensiones: vinos espumosos amparados en la DO Cava, vinos de mesa amparados en la DO Utiel-Requena y vinos de mesa amparados en la DO Valencia.

 

Esto permite una producción ajustada a la mejor expresividad del territorio donde crecen las uvas, tanto variedades autóctonas, como un abanico importante de cepas muy internacionales que se desgranan en cinco líneas principales de vino, designadas con términos musicales, como la sinfonía vínica que pretenden ser: Tantum Ergo, para los cavas espumosos; Impromptu, para un blanco y rosado de guarda; Bassus, para dos tintos y un rosado dulce; Bobos, para un Bobal; y Quod, para un ensamblaje de larga crianza.

 

Bodegas Hispano+Suizas apuesta solamente por las uvas que podemos producir con la máxima calidad en nuestros propios viñedos y no solo son uvas internacionales porque la apuesta por la variedad autóctona Bobal es también base de nuestro proyecto en varias de nuestras etiquetas”, explica Ossorio a DiVINIdades.

Situada entre la meseta castellana y el Mediterráneo, la DO Utiel-Requena es una de las zonas vitivinícolas con mayor tradición en España, gracias en parte a esa ubicación geográfica que permite una combinación climática para producir uva de gran calidad y marcada singularidad. Entre sus variedades tintas admitidas están la Tempranillo, Garnacha Tinta, Garnacha Tintorera (Alicante Bouschet), Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Pinot Noir, Petit Verdot y Cabernet Franc.

 

Pero es la Bobal su gran protagonista, una variedad de gran resistencia y de brotación tardía, que produce vinos de intenso color, muy aromáticos, con cuerpo, buenos taninos y complejidad organoléptica, lo que le hace apta tanto para vinos jóvenes como de guarda. Un variedad autóctona que la denominación está intentando potenciar con “Valora Bobal”, un proyecto de investigación a largo plazo realizado en colaboración con el Centro Superior de Investigaciones Científicas de España (CSIC), con el objetivo de recuperarla y ponerla en valor, para lo que se ha iniciado una zonificación de la viticultura de la DO Utiel-Requena y una selección clonal en la variedad Bobal para identificar, catalogar y preservar el viñedo ancestral (viñas viejas) y mantener la amplia biodiversidad existente, especialmente de cara al cambio climático. Tres zonas climáticas se han identificado, además de cien biotipos que aúnan caracteres vitícolas y enológicos como rendimiento de cepas, forma de racimos, tolerancia a plagas y enfermedades, acidez, tamaño de bayas o color del mosto, entre otros.
 

La Bobal es la base de varios proyectos de Hispano+Suizas como el Bobos Finca Casa La Borracha, donde se expresa como monovarietal, así como el Bassus Finca Casilla Herrera y el Quod Superius, donde lo hace en conjunto con otras variedades internacionales.

 

La bodega cuenta con unas 86 hectáreas de viña propia de las que Ossorio explica solo se utiliza la mitad de modo que siempre se pueda seleccionar, de lo bueno, lo mejor.

 

“Nuestro terroir viene definido por los suelos, las técnicas de cultivo, la variedad y el microclima, y estos cuatro factores son los que nos permiten conseguir una calidad de uvas únicas para elaborar estos vinos tan exclusivos”, explica el enólogo, añadiendo que “los suelos de nuestros viñedos son pobres en materia orgánica y de composición calizo-arcillosa. Son bastante homogéneos y con unos escasos 60 metros de desnivel en toda la finca, situada a 700 metros de altitud”.

Un eje importante de la bodega son sus cámaras de congelación, que Ossorio describe como el pulmón de recepción de la uva, ya que permiten vendimiarla en su momento óptimo, pero también congelar la uva entera a -10º Cº, algo que se ha convertido en una de las enseñas técnicas de Hispano+Suizas. «Al congelar la uva y descongelarla bruscamente conseguimos por un efecto físico romper la pared celular de la uva y así poder extraer mejor todos sus componentes » explica el enólogo a DiVINIDades. «Al llevar la uva al punto de congelación bajamos el punto de absorción de oxígeno y esto es un factor clave en el proceso para evitar la oxidación de compuestos aromáticos y gustativos.

 

El 5to aniversario de The House y la presentación del certamen que esta cadena de vinotecas realiza en conjunto con Bodegas Hispano+Suizas, permitió un recorrido por algunas de las etiquetas de la bodega que exudaron sutileza y ese perfil de redondez y elegancia que persigue este proyecto.

Sus cavas Tantum Ergo Pinot Noir y su Tantum Ergo Brut Nature fueron contrastes de color con el denominador de burbuja ultra fina. El primero, rosado muy pálido, con aromas fragantemente delicados y reminiscencias florales y a naranja, gran sapidez y persistencia en boca. El segundo, un ensamblaje de Pinot Noir y de Chardonnay, también sutil y fresco, con recuerdos aromáticos a bollería, delicado humo y un punto a rosa, aunque menos salino en el paladar.

 

Los Impromptu fueron una apuesta blanca por la Sauvignon Blanc y tinta por la Pinot Noir, ambos de la añada 2017 y dos propuestas de guarda, amparado el Sauvignon en la DO Utiel-Requena y el Pinot Noir en la DO Valencia. Dos vinos tranquilos y muy delicados, de aromas más bien contenidos y sutiles. El primero, lejos de la exuberancia de muchos vinos elaborados con esta variedad en el Nuevo Mundo, se inclinó por los matices minerales a piedra mojada, tenues notas a miel y mentolados que terminaron en una nota tropical a piña, evidente, pero sutil. El rosado, palidísimo, casi blanco, afrutado, pero seco, y recordando algunos de los más encumbrados rosados provenzales.

La Pinot Noir volvió a ser protagonista monovarietal del Bassus, un tinto de la DO Utiel-Requena y la añada 2016, a partir de cepas viejas y con 10 meses de crianza en barrica. Un vino que se crece con paciencia en copa, donde va ganando volumen y untuosidad, revelando in crescendo sus frutas rojas como cerezas y fresas, flores rojas, notas tostadas y especiados recuerdos a pimienta, taninos dulces, buena acidez y esa redondez sin aristas de la que presume Ossorio en sus vinos.

 

La cata se redondeó con otros dos tintos que se caracterizaron por su fruta jugosa y notas especiadas. Uno el Bobos Finca La Borracha 2015, un 100% Bobal de la DO Utiel-Requena, delicadamente expresivo, con abundantes notas a pimienta, tonos tostados y gran salinidad. El otro, el Quod Superius 2013, también de esa denominación de origen, y tinto de larga crianza que ensambla Bobal, con Syrah, Merlot y Cabernet Sauvignon y que destacó por sus notas especiadas y mentoladas, untuosidad en boca y acidez.

 

Otra de las señas de identidad de esta bodega es el empleo de barricas de madera de roble de 400 litros, un tamaño inusual que Ossorio explica se escogió por la relación vino-madera en fermentación a fin de facilitar la integración de los taninos del vino con los de la madera de la barrica, suavizando su sensación astringente. 

Algo muy importante es que toda la producción de Hispano+Suizas se sella con tapones de corcho procesados con el sistema NDTech, un sistema de monitoreo de la casa portuguesa Amorim que hacer un registro minucioso del interior de un corcho con el objetivo de identificar indicios de TCA detectable en tapones de corcho natural, a fin de retirarlos antes de que éstos lleguen a la bodega.

Además de las variedades con que elabora sus vinos, Hispano+Suizas estudia el comportamiento de otras variedades blancas en el terreno, para lo que ha plantado algunas como las autóctonas Parellada y Xarel-lo, y otras alóctonas como la Viognier o la Gewürtzraminer. “Dentro de nuestros ensayos estamos viendo el comprotamiento de variedades atlánticas, como por ejemplo la Albariño, en tierras mediterráneas, observando que la adaptación es muy buena, ayudándonos a conseguir esa acidez tan necesaria en los vinos mediterráneos», subraya.

 

La zona de Utiel Requena no ha estado exenta de los rigores del calentamiento global, que Ossorio apunta en la última década se ha visto reflejado en un incremento de más de 1º C en la temperatura promedio. «Por una parte a variedades como la autóctona Bobal le está viniendo bien, ya que conseguimos madurar mejor la uva y evitar en los vinos los tonos de verdor. A otras variedades de ciclo corto como la Chardonnay le esta afectando mucho más, pero en estas variedades el sombreado con una buena masa foliar nos está aliviando de los efectos del calor y la deshidratación», indica.

 

Distribuidos en Puerto Rico por Puerto Rico Supplies, los vinos de Bodegas Hispano+Suizas están disponibles también en The House. Su creador, Pablo Ossorio, estará de visita en la Isla durante el mes de marzo.

 

 

10 de febrero de 2020. Todos los derechos reservados ©

 

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Vinos y Bebidas

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

 

 

 

 

 

 

 

Hispano+Suizas: terroir y glamour mediterráneo

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos: Viajes & Vinos (C), Hispano Suiza, Bodegas Hispano-Suizas y Facebook Pablo Ossorio.