viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

El sector vino de España expresa preocupación por el choque entre paisaje y proyectos de infraestructuras

 

Cuando la energía busca limpiarse a costa del paisaje la que sufre es la viña. Y en la pintura del paisaje vitivinícola de España, las pinceladas de las energías renovables comienzan a desentonar en la hermosa y sacra pintura de los paisajes de vid.

Es el nuevo feísmo. Esas construcciones a veces sin sentido que afean los paisajes y que abundan a través de todo el territorio español. Pero la velocidad con éstas y otras construcciones se están esparciendo por el territorio del vino ha levantado la voz de alarma de los bodegueros por los cuatro puntos cardinales de España.

Por ello, la Federación Española del Vino (FEV) aprobó un manifiesto en defensa del paisaje del viñedo español en el que pide establecer una serie de actuaciones estratégicas para proteger el viñedo como un patrimonio cultural, social, económico y paisajístico emblemático y fundamental del país, que se enfrenta a una creciente y descontrolada proliferación de proyectos desproporcionados de infraestructuras energéticas y de transporte, así como de actuaciones de carácter viario, industrial o ganadero con consecuencias irreparables sobre el paisaje vitivinícola.

El manifiesto impulsado por la FEV comparte y apoya la necesaria descarbonización de la economía y el impulso de las energías renovables, pero apela a que se realice de manera ordenada, racional y transparente sin poner en peligro el entorno natural y agrario, la estabilidad de las empresas vitivinícolas y el sustento de miles de familias.

Junto a la construcción de macro instalaciones energéticas (fotovoltaicas, eólicas, líneas eléctricas, entre otras), la proliferación de explotaciones ganaderas que generan malos olores muy cerca de las bodegas son dos de las amenazas concretas que afectan en gran medida al paisaje vitivinícola y que tienen una nefasta repercusión medioambiental, visual e incluso olfativa en viñedos y bodegas, haciendo peligrar apuestas estratégicas fundamentales como la puesta en valor del origen de la uva y el vino, la preservación de los medios rurales tradicionales y el desarrollo del enoturismo responsable, actividad sectorial esencial con una próspera tendencia.

Por todo ello, desde la FEV se apela a la responsabilidad de las Administraciones Públicas para fortalecer el marco regulatorio que permita blindar dicha protección y apoyar el desarrollo de alternativas de actividad económica sostenibles.

Igualmente, se considera fundamental concienciar al tejido productivo y al conjunto de la opinión pública para hacer entender los retos y peligros a los que se enfrenta el patrimonio vitivinícola. También se reclama la máxima atención a la biodiversidad, equilibrio y preservación del entorno natural de la viña como recurso esencial de la actividad vitivinícola y el fomento de prácticas sostenibles con las que el sector vitivinícola está plenamente comprometido y de actividades complementarias como el enoturismo que contribuyen a la sostenibilidad y al desarrollo de los valores naturales y culturales de los territorios del vino.

 

MANIFIESTO

En defensa del paisaje del viñedo español

Por su valor, su historia y su proyección internacional, el sector vitivinícola español, en toda su enorme y rica diversidad, constituye un patrimonio cultural, social, económico y paisajístico emblemático y fundamental para la sostenibilidad de nuestros territorios y el futuro de nuestras gentes.

El sector se enfrenta a una amenaza creciente: la proliferación descontrolada de proyectos desproporcionados de infraestructuras de producción de energía y su transporte, así como de actuaciones de carácter viario, industrial o ganadero con consecuencias irreparables. Estamos ante un riesgo real para nuestra viabilidad y supervivencia. La descarbonización de la economía y el impulso de las energías renovables, incluso siendo objetivos que asumimos, apoyamos y fomentamos, deben de realizarse de manera ordenada, racional y transparente, y no tienen que ser la excusa para poner en peligro nuestro entorno natural y agrario, la estabilidad de nuestras empresas y el sustento de miles de familias.

Nuevos proyectos de instalaciones de todo tipo: fotovoltaicas que ocupan centenares de hectáreas, grandes instalaciones eólicas con aerogeneradores de 200 metros de altura, líneas eléctricas de cientos de kilómetros, nuevas explotaciones ganaderas junto a bodegas generadoras de malos olores que pueden afectar a los vinos, o polígonos industriales con gran impacto visual, son, entre otras, las amenazas concretas que afectan nuestro medio natural y cultural. Y que tienen una nefasta repercusión paisajística, medioambiental, visual e incluso olfativa en nuestros viñedos y bodegas. Y que hacen peligrar apuestas estratégicas fundamentales como la puesta en valor del origen de nuestros productos, la preservación de los medios rurales tradicionales y el desarrollo del enoturismo responsable, actividad sectorial esencial con una próspera tendencia.

Ante el desafío que supone introducir en nuestro ámbito, que es el de todos, un desarrollo paralelo y ajeno a nuestras realidades y oportunidades de crecimiento sano y sostenible, desde el sector vitivinícola consideramos esencial y urgente establecer una serie de actuaciones estratégicas en torno a los siguientes ejes:

1. Protección de los paisajes del viñedo español

Es necesario y urgente proteger la riqueza del viñedo para impedir ataques externos que supongan la devaluación absoluta del territorio vitivinícola. Apelamos a la responsabilidad de las Administraciones para fortalecer los marcos regulatorios que permitan blindar dicha protección y apoyen el desarrollo de alternativas de actividad económica sostenibles (ver punto 4).

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las estrategias y programas que los desarrollan, sean europeos, nacionales o regionales deben perseguir las metas que los fundamentan, pero no pueden servir de pretexto para la especulación y los negocios invasivos a costa del deterioro de nuestro entorno.

2. Sensibilización del propio sector, de otros sectores de la economía y de la sociedad en su conjunto

Es fundamental concienciar al tejido productivo y al conjunto de la opinión pública para hacer entender los retos y peligros a los que se enfrenta el patrimonio vitivinícola.

Es necesario informar de las actuaciones en defensa del entorno y el patrimonio del viñedo español.

Es esencial transmitir el mensaje de que nuestro sector genera riqueza, fija la población rural, genera empleo, protege el entorno y lo preserva para las próximas generaciones.

Finalmente, es muy importante sensibilizar acerca de la oportuna oposición de nuestro sector ante determinados proyectos energéticos o de otra índole con impacto negativo sobre el medio ambiente, el paisaje y el futuro del viñedo.

3. Protección de los ecosistemas asociados a la viña

Nuestro entorno natural, tan valioso en sí mismo, es además el recurso esencial de nuestra actividad, por lo que su salud resulta fundamental. Una transición energética eficaz, eficiente y rentable solo tiene sentido si a la vez contribuye a protegerlo. Reclamamos la máxima atención a su biodiversidad, a su equilibrio y a su preservación.

4. Fomento de prácticas sostenibles

El sector vitivinícola está plenamente comprometido con el desarrollo de prácticas medioambientalmente respetuosas, tanto en los viñedos como en todo el proceso productivo desde la bodega a la comercialización.

Ejemplos de ello son las prácticas sostenibles en viñedo (conservación de la riqueza varietal, utilización racional de fitosanitarios y abonos, gestión del suelo, entre otros), la implantación de la autogeneración energética en instalaciones bodegueras y almacenes agrícolas o la publicación de una guía de ecodiseño de envases específica para nuestro sector.

Apoyamos también el desarrollo de actividades complementarias que contribuyan a la sostenibilidad, como el enoturismo consciente de los valores naturales y culturales de los territorios del vino. Asimismo, nos emplazamos a reclamar a las Administraciones un marco más audaz y unas medidas más beneficiosas para acentuar el carácter sostenible y de futuro de nuestras actividades.

 

15 de junio de 2022.

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos

 

 

Texto: Rosa María González Lamas y fuentes externas. Foto: DOP Cariñena (C)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS: