viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Minas Gerais busca ser un nuevo oro de los vinos en Brasil

 

Comparte esta historia en:

 
 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

 

Famoso por su producción minera, el estado brasileño de Minas Gerais ha añadido a su riqueza también la del aceite y el vino. Al punto que en el ránking de estados productores de vino en Brasil, Minas hoy ocupa el 7mo lugar.

Ubicado en el sureste del país, Minas Gerais es un estado sin costa y el cuarto estado en extensión en Brasil. La minería es su pilar económico, representando la mitad de la producción brasileña. El oro se descubrió en 1698 y en 1729 los diamantes, lo que sirvió para crear gran riqueza en el siglo XVIII haciendo que algunas de sus ciudades alcanzaran gran esplendor. Agotado el oro en el siglo XIX fueron las piedras preciosas las que también dieron lustre al estado, seguidas por muchos otros minerales y piedras, además de textiles, químicos, mobiliario, queso, café y alimentos en tiempos más modernos. El agua es otro recurso importante en la economía estatal.

Quizás no tanto como cuando el oro empezó a brillar en el estado, pero tiempo tiene la producción de vinos finos en Minas Gerais, que se remonta a varios siglos y en las primeras décadas del siglo XIX contaba ya con algunos elaboradores de vino a partir de cepas portuguesas. Pero al igual que sucedió en otras partes, la filoxera también atacó a Brasil por vía de vides americanas contaminadas, siendo detectada en 1893 en Minas Gerais, matando a las vides portuguesas de antaño y obligando a avizorar un nuevo horizonte varietal.

Poco memorable fue la producción posterior, que dio un giro a inicios de siglo XXI, cuando se delineó un método para adaptarla producción de vid al clima local.

Entonces las vendimias tradicionalmente se realizaban en verano en el hemisferio sur, un período lluvioso que provocaba muchos problemas de hongo que terminaban por contribuir a vinos de pobre calidad.

Para evitarlo, de la mano del investigador Murillo de Albuquerque Regina  ---un nombre propio a no olvidar---, la Empresa de Investigación Agropecuaria de Minas Gerais (EPAMIG), desarrolló la tecnología de doble poda de la vid, que “engaña a los racimos” con una poda en formativa en septiembre y otra con fines productivos en enero y febrero, lo que permite la inversión del ciclo productivo de modo que la vendimia se trasladase al invierno, cuando el clima es más seco y hay mayores amplitudes térmicas que propician la maduración de las uvas. Así, las uvas crecen más lentamente y la vendimia puede hacerse casi sin lluvia.

Las uvas vendimiadas en el invierno son más aromáticas y tienen una mayor concentración de azúcar y polifenoles, además de alcanzar un punto de maduración adecuado, lo que resulta en vinos más equilibrados en su alcohol, acidez y estructura de los taninos. A los vinos elaborados gracias a este sistema se le conocen también como de “Vendimia de Invierno”.

Creado el método en 2003, la primera vendimia experimental se realizó en 2004 y tras emprendimientos de empresarios intrépidos y visionarios que comenzaron a plantar viña, en 2013 se comercializaron los primeros vinos hechos con doble poda y poda de invierno. Pero fue en 2015 que el escenario comenzó a cambiar cuando el vino Maria Maria Bel Sauvignon Blanc fue puntuado en Decanter como uno de los mejores Sauvignon Blanc del mundo.

Y es que en los esfuerzos de mejorar la calidad de los vinos mineros  ---blancos, tintos y espumantes---, la Sauvignon Blanc, en blanco, y la Syrah, en tinto, se han vuelto las variedades con mayor expresión en la región, que simultáneamente también experimenta con otras castas, como la tempranillo, la malbec y otras variedades bordelesas. Fueron, no obstante, las variedades americanas las que estrenaron la producción estatal por ser aquéllas con las que el consumidor estaba mejor familiarizado.

Destino invitado en Essência do Vinho Porto, Minas Gerais trajo al proscenio de degustación un sexteto de vinos en tinto y blanco, de distintos puntos del estado y con bastantes similitudes entre sí, aunque también con altas y bajas como proyecto incipiente, pero buen potencial de evolución en el sendero de labrarse un espacio sólido entre los vinos de Brasil.

Primeira Estrada 2022

Bodega: Vinícola Estrada Real

El primer vino de Minas Gerais, se trata de un Sauvignon Blanc prolijamente aromático, con marcadas notas herbáceas y vegetales. Matices afrutados a melón, abundantes aromas a heno y pimiento verde que se traspasan al paladar donde tiene muy buen volumen y un final cítrico y salino, con untuosidad y gran frescor. Un vino de Colheita de Inverno, que tiene 14% de alcohol, algo alto en blancos, pero que en este se hacen casi imperceptibles. Alto alcohol es una de las características del colectivo de vinos que formó parte de esta cata.

 

Sacramentos Sabina Syrah 2023

Bodega: Vinícola Sacramentos Vinifer

Un Syrah con fruta poco expresiva, opacada por su tanicidad y notas algo ahumadas, y una mayor sensación alcohólica que elblanco anterior, a pesar de sólo tener 12% de alcohol. Mucho por mejorar.

 

Maria Maria Grane Reserva Gaia Maria Syrah 2021

Vino Nobre Tinto Seco

Bodega: Vinícola Maria Maria

Un Syrah bien afrutado y especiado, con tonos ahumados y torrefactos y algún aroma a cera. El vino envejeció 12 meses en roble francés nuevo. El término “nobre” se utiliza en Minas Gerais cuando se trata de un vino tranquilo que supera los 14 grados de alcohol por volumen.

 

Gran Reserva Syrah 2021

EPAMIG

Vino Fino Tinto Seco

Fruta de baya, recuerdos a enebro, bien especiado y con taninos aún por pulir. 15% de alcohol.

 

Liberdade Inconfidência Mineira Corte Bordalês 2019

Bodega: Vinícola Casa Geraldo

Corte Bordalês hace alusión a los ensamblajes de Burdeos que, en este caso, suman Merlot, Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon. Se trata de un tinto con mucha fruta de baya, incluso alguna nota a ciruela, con matices especiados y ahumados. Con 18 meses en barrica y 24 meses en botella, este tinto de 14.1% alcohol también es un Vino Nobre Tinto Seco.

 

Luiz Porto Syrah 2017

Bodega: Vinicola Luiz Porto

Luiz Porto fue uno de los primeros productores que arriesgaron plantando viña tras el desarrollo de la doble poda. 14% tiene este tinto seco, bastante especiado, que tuvo un evidente tufo de reducción y sospecha de Bretts.

 

3 de marzo de 2024. Todos los derechos reservados ©

 

Más noticias de Gastronomia

Más noticias de Vinos y Bebidas

Más noticias de Destinos

Recibir noticias de Viajes & Vinos 

 

Texto: Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos:Viajes & Vinos y Vinicola Maria Maria web (C)