viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

POLITICA DE PRIVACIDAD  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

PASADAS EDICIONES

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

Del arca de vinos más bendecida de González Byass, sale este Jerez de sacristía que eleva la variedad Pedro Ximénez al verdadero paraíso.

Nombrado como el personaje bíblico, Noé es uno de los grandes vinos nobles de España, un PX dulce muy viejo y probablemente una de las expresiones más extasiantes de Jereces de esta categoría. Una de las joyas de la corona de González Byass, que escogió nombres bíblicos para designar a algunas de sus más prestigiosas etiquetas, vinos que se han ido perfeccionando lentamente en su bodega por al menos tres décadas.

Los viñedos de González Byass se esparcen por un suelo de albariza y están formados en un 95% por uva Palomino y el restante 5% uva Pedro Ximénez, siendo la bodega la única que tiene plantada esta variedad en Jerez.

El Noé nace en un viñedo concreto, el Esteve.

Tras su recolección las uvas se someten a “soleo”, colocándose en el suelo para dejarse secar al sol a fin de que se pasifiquen y concentren azúcar antes de su fermentación y crianza. El mosto se fermenta parcialmente en depósitos de acero inoxidable y tras su fermentación se pasa a las barricas de roble americano de la solera “Noé”, para permanecer allí reposando por tres décadas.

Noé es un vino de Jerez muy viejo y raro (V.O.R.S.), de lágrima profunda, denso y castaño de color, pero una longevidad tan sólida como la de la caoba. Exhibe ribetes verdosos en copa.

Su bouquet es complejo e intenso, con aromas a pistacho, dátil, higo muy maduro, sirope de ciruela en almíbar, café espresso, cascarilla de cacao, almendras y algo de goma quemada qe se impregnan en copa.

En boca entra fresco y sedoso, con buena acidez y taninos dulces, envolviendo el paladar con evocaciones a sutil almendra que terminan en un retrogusto más intenso a cacao tostado y un posgusto fino y persistente terminando con una pizca de amargor en el paladar y un recuerdo eterno en la memoria.  Un vino que no es empalagoso a pesar de sus más de 400 gramos/litro de azúcar residual, sino todo lo contrario, una invitación al próximo sorbo.

 

23 de febrero de 2019. Todos los derechos reservados (C)

 

 

Más noticias de Vinos y Bebidas

Suscribir a Divinidades

CATA:

Noé, PX Muy Viejo de González Byass

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Foto: Viajes & Vinos (C)