viajes&vinos

El mejor enlace entre el vino y tú

Divinidades

Cultura del vino para quienes no quieren vivirlo "light"

Golazos fortificados de Portugal

 

Comparte esta historia en:

 

SOBRE VIAJES & VINOS

PORTADA  

SERVICIO A EMPRESAS

CALENDARIO DE EVENTOS   

RUTAS 

EQUIPO EDITORIAL  

AUSPICIO DE CONTENIDOS  

NOTICIAS - DIVINIDADES

VINOS Y BEBIDAS

DESTINOS

GASTRONOMIA

EVENTOS

NUEVOS PRODUCTOS

ENTREVISTAS

TENDENCIAS

NOTAS DE CATA

REPORTAJES Y SERIES ESPECIALES

HEMEROTECA

RECIBIR NUESTRAS NOTICIAS

 

CONTACTO:

Viajes & Vinos
PO Box 21404, San Juan, PR 00928-1404
Tel. America: 787-375-9655 * Tel. Europe: 34-628-522-004 * SKYPE: viajesyvinos
Info@viajesyvinos.com * viajesyvinos@yahoo.com * www.viajesyvinos.com

SIGUENOS:

   

 

¿Qué tienen en común José Mourinho, Cristiano Ronaldo e Iker Casillas, además de su vinculación al Real Madrid? Más que su paso por un gran equipo de fútbol como el campeón de la Champions de Europa, este trío de ases tiene una indisoluble vinculación con grandes vinos fortificados de Portugal.

Mourinho oriundo de Setúbal y pasado entrenador del FC Porto, Cristiano de Madeira, y el madrileño Iker un embajador también de los vinos de Oporto, hogar de su actual portería, los tres han hecho historia y se han convertido en históricos, como los vinos fortificados de Portugal, largos, como sus carreras, y legendarios, como toda gran estrella de fútbol que, como ellos y los vinos, deja huella.

No son extraños los futbolistas al mundo del vino en el que algunos, como el español Andrés Iniesta, poseen bodegas, o el portugués Vitor Baía, antecesor de Iker en la portería de los Super Dragões, también estuvo vinculado. Península Ibérica de vino y fútbol que hacen a España, en su momento mejor equipo del mundo, y a Portugal, campeón de la más reciente Eurocopa, dos férreos contendientes para alzarse con la copa de la victoria del próximo Mundial de fútbol que tendrá a Rusia por sede este verano.

Por eso, este próximo Mundial fue la excusa perfecta para enlazar vino y deporte en una cata con siete golazos fortificados de Portugal que, durante Essência do Vinho Porto, permitieron enlazar copas de vinos de Madeira, Setúbal y Oporto  ---las tres zonas productoras de vinos fortificados en el país---, con pasadas Copas mundiales de fútbol.

A través de una crónica de los mundiales de fútbol que hizo que la historia cobrara más relevancia que nunca, se fueron repasando y catando botellas con las mismas añadas de algunas de las más célebres competiciones, permitiendo constatar la vocación de perdurar que goles, botellas y jugadores comparten.

Por la sangre de los portugueses corren el vino y el fútbol, un sentimiento tan arraigado como los vinos de Oporto, Madeira y Setúbal como productos bandera del país. Para atestarlo está la actual generación de los Olazabál en Quinta do Vale Meão, cuyo antepasado materno António Nicolau de Almeida, además de comerciante de vinos, fue a finales del siglo XIX el fundador y primer presidente del Fútbol Club Oporto. Fue precisamente en esos viajes comerciales a Inglaterra que quedó fascinado con el deporte y con la posibilidad de crear un club en Portugal.

 

Por eso no es de extrañar que Francisco “Xito” Olazábal, enólogo de Vale Meão, sea un hincha del FC Porto, como son también fanáticos acérrimos de los “Super Dragões” bodegueros como Dirk Niepoort o David Guimaraens, el enólogo de Taylor’s. Francisco “Vito” Olazábal, padre de Francisco lo es según el caso, pues su corazón futbolero normalmente está con el Boavista, otro club de la ciudad de Oporto. Por su parte, Carlos Alves, enólogo de Sogevinus, se declara leal al equipo nacional de Portugal. “Somos los campeones europeos y quien sabe qué otra cosa podamos lograr este año con la Copa Mundial de Fútbol”, dice.

Independientemente del equipo al que se apoye, lo importante, en opinión de Domingos Soares Franco, de Jose Maria da Fonseca, es que tanto en el vino como en el fútbol hay que trabajar en equipo para tener éxito. Sino que lo digan los Douro Boys que incluso formaron equipo  en un encuentro futbolístico realizado como parte de la agenda promocional de este grupo de bodegueros.

Pero esa esencia apasionada no es la única sinergia entre vino y fútbol, eslabonada también por un ingrediente indispensable: el talento. “Compartimos también la búsqueda de la excelencia”, acota Charles Symington, de la casa homónima, añadiendo que en vino y fútbol, la labor tenaz y el adiestramiento son claves y que a veces las vendimias pueden resultar complicadas pues coinciden con muchos juegos de la Liga portuguesa que los trabajadores de las bodegas no se quieren perder.

Domingo Soares Franco y Charles Symington

 “Los equipos de fútbol y los equipos en bodega requieren de buenos entrenadores”, indica Soares Franco, explicando que, en el caso de los vinos fortificados, la actual generación recibió ese adiestramiento de sus padres y ancestros, amén de la herencia de un deseo y compromiso de seguir produciendo vinos cada vez mejores para las próximas generaciones, lo que requerirá de una excelente preparación de los mejores jugadores de cada casa de vinos.

Por un lado elaboradores y por otro consumidores, entre los que también se encuentran jugadores de fútbol como Iker Casillas, un gran embajador de los vinos de Oporto y un asiduo, junto con su esposa Sara Carbonero, del célebre hotel vínico The Yeatman, toda una referencia del lujo en esa ciudad.

Un jugador mítico, Casillas y sus colegas en el terreno del juego con el tiempo suben al podio de la inmortalidad como los vinos fortificados. Joyas en botella que ganan en la bóveda del tiempo, tornándose, como los jugadores, en verdaderos tesoros colectivos.

Aunque es habitual celebrar las grandes victorias de fúbtol con grandes vinos como los que hacen todos estos productores y los de la cata inspirada en este deporte, el fútbol, curiosamente no parece ser parte de las estrategias de mercadeo de las bodegas, al menos no las de Oporto. No obstante, el turismo y el fútbol sí se entienden bien.

“Hoy cualquier personaje público, como las estrellas del fútbol, es importante como atractivo, pero la realidad es que Portugal hoy por hoy es un muy buen destino que visitar con una industria turística que crece muy bien. Los vinos y la gastronomía portugueses son dos de nuestras tarjetas de visita más demandadas, y un atractivo que complementa la oferta de historia, monumentos, eventos culturales, preciosos lugares y regiones que descubrir, diversidad y, sobre todo, gente amigable”, señala el enólogo de Sogevinus.

Iker Castillas y Vitor Baia: vino y futbol unidos por la porteria del FC Porto

Niepoort Vintage 1970

Sede Copa Mundial de Fútbol: México

Final: Brasil vs. Italia

Campeón del mundo: Brasil. Tercer Campeonato para la Canarinha y primera Copa Mundial de Fútbol televisada.

Vino de Oporto más evolucionado con tonalidades algo cobrizas y un bouquet donde hubo pasas, higos, maní, miel, toffees, pimienta negra, humo y un punto a cacao en polvo que se identifica como una característica de los vinos de Oporto con cierta edad. Boca algo amarga, menos envolvente, aunque con un delicado y persistente final.

 

J.M.S. Moscatel de Setúbal Superior 1998

Sede Copa Mundial de Fútbol: Francia

Final: Francia vs. Brasil

Campeón del mundo: Francia

Deliciosamente cautivamente su bouquet a naranja, cítricos, maní, miel, toffee y el punto de vinagrinho que aportó tonos ácidos y agrios en boca para equilibrar el dulzor. Sedoso, fino, elegante y de persistente final en boca.

Apoteca, Jose Maria da Fonseca Colheita 1966

Sede Copa Mundial de Fútbol: Inglaterra

Final: Inglaterra vs. Alemania Federal

Campeón del mundo: Inglaterra

Una tonalidad cobriza con un anillo verdoso, típico en los viejos Moscateles de Setúbal abre este vino dulce fortificado con aromas a caramelo y almendras en convivencia con cítricos como la toronja.  Bien presente el vinagrinho, ese punto indispensable de acidez volátil con acritud y acidez, que equilibró el dulzor y confirió frescura a esta excelente etiqueta atlántica.

 

Graham’s 1982 Single Harvest Tawny Port

Sede Copa Mundial de Fútbol: España

Final: Italia vs. Alemania

Campeón del mundo: Italia

Siendo el año del nacimiento de uno de los herederos al trono de Inglateera, éste fue un vino que se preparó para los esponsales del Príncipe Guillermo con Kate Middleton. Treinta y seis años tras su cosecha, el vino se mostró aún algo parco en aromas, dejando apenas entrever matices a vainilla, miel, naranja y almendra. En boca destacó por su frescura y sedosidad.

 

Kopke Colheita 1938

Sede Copa Mundial de Fútbol: Francia

Final: Italia vs. Hungría

Campeón del mundo: Italia

Un tawny de color ambarino para representar al mundial de fútbol que precedió el estaillido de la Segunda Guerra Mundial y que ocho décadas más tarde descolló por su gran viveza en boca. Compleja nariz por la que aparecieron matices a naranja, miel, vainilla, cedro, caramelo, cáscara de café y frutos secos como nueces y almendras. En boca replicó esos puntos cítricos a naranja con un magnífico equilibrio entre dulzor y acidez que entregó una boca fina, golosa, equilibrada y con largo final a maní salado.

 

Barbeito Malvasia 2002 Colheita Single Cask

Sedes Copa Mundial de Fútbol: Corea del Sur y Japón

Final: Brasil vs. Alemania

Campeón del mundo: Brasil

Madeira es la tierra natal de ícono futbolístico que es Cristiano Ronaldo que mete goles en la portería como los hace Barbeito en botella. De color muy ambarino, ese vino de Madeira destacó en nariz por sus recuerdos a higos secos y marcada naranja, que se replicó en boca donde fue vibrante, profundo y super elegante, con un fin almendrado y una excelente equilibrio entre dulzor y acidez.

 

Divinidades y Viajes & Vinos agradecen a la organización de Essência do Vinho la invitación a formar parte del grupo internacional de profesionales del vino invitados a este importante evento, con el privilegio y la responsabilidad de integrar el panel de cata que seleccionó los 10 mejores vinos de Portugal.

Más Essência: Sueños fortificados, La transversalidad de Niepoort, Top 10 Wines Portugal, Un transito por el Douro

26 de marzo de 2018. Todos los derechos reservados ©

 

 

Todo esto es posible descubrirlo cuando se viaja a ciudades como Oporto, cuyas bodegas en Vila Nova de Gaia reciben una afluencia de visitantes que aumenta exponencialmente cada vez que el FC Porto recibe a algún otro equipo europeo para jugar, haciendo que estos miles de visitantes tambien prueben los vinos y que el vino de Oporto se torne en un embajador global de Portugal.

Incluso sin necesidad de llegar al Estadio Dragão, espacios como The Yeatman hacen acogedor el disfrute de los goles. El hotel tiene un área separada cercana a su célebre Dick’s bar, para que los huéspedes puedan ver los partidos de fútbol, en un ambiente más relajado.

Seguro que allí habrá muchos viendo los partidos de la próxima Copa Mundial, con maravillosa vista al Douro y a la vieja ciudad de Oporto y esperando, copa en mano, el desarrollo de los partidos.

“Si Portugal llega a ganar el Mundial tengan certeza de que todos los productores haremos etiquetas y botellas conmemorativas del acontecimiento”, anticipó Symington.

 

Los vinos de la cata:

 

Dow’s 2010 Vintage Port

Sede Copa Mundial de Fútbol: Sudáfrica

Final: España vs. Holanda

Campeón del mundo: España

Un fortificado a futuro, que su creador, Charles Symington, confía esté regio para celebrar una victoria portuguesa en la Copa Mundial de Fútbol. La del 2010 fue una cosecha tardía en el Douro, que tuvo lugar entre septiembre y octubre. Destacaron en su ensamblaje la touriga nacional, con sus matices florales, y la touriga franca, una cepa resistente, que se entiende bien con el calor. En nariz destacó su fruta pura, sus notas algo chocolatosas y balsámicas a abundante laurel. En boca fue puro y fresco, denso y con un final muy especiado.

 

 

 

 

Rosa Maria Gonzalez Lamas. Fotos: Viajes & Vinos. Facebook Iker Casillas (C)